Andenes, separadores, zonas verdes y hasta parques están siendo ocupados por personas de la calle o visitantes que no tienen un techo y se instalan donde mejor les parezca.

El problema es que estas personas aumentan la percepción de inseguridad y causan malestar entre las comunidades, pero más grave aún que denuncian y las autoridades ni se inmutan.

Periodismo Público ha recibido quejas de diferentes sectores y barrios donde los residentes transmiten su malestar.

Por ejemplo, en los alrededores de Cumbres de San Mateo dos y el hospital Cardiovascular llegó una persona a ocupar las zonas verdes.

“Este señor llegó y hasta la ropa la extiende al aire libre, no lo conocemos, no sabemos quién es, si peligroso o no, pero con todo lo que ha pasado con los drogadictos en esta zona, no hay garantías de que estemos seguros”, dijo un residente de Cumbres dos.

Otro ciudadano reportó que sobre la carrera novena este con calle 29 de San Mateo se hace un señor con una carreta y un cambuche, con el agravante que lo acompañan varios perros que atacan a personas y mascotas. Esta situación tiene preocupados a los residentes de la urbanización San Mateo, supermanzanas 3, 4 y 5.

En la zona de Compartir y León XIII también reportaron la presencia de personas de calle que se instalan en el primer espacio libre que encuentren.

La comunidad pide a las autoridades estar más pendiente de estos casos para evitar que habitantes de calle sigan llegando al municipio y poner freno a esta situación que preocupa a los residentes de la ciudad.