En el marco del ‘Cónclave de Seguridad Ciudadana’, organizado por la Presidencia de la República, el Alcalde Mayor de Bogotá, Samuel Moreno Rojas, planteó como tema central de la discusión, la implementación de una lucha frontal contra el delito y por la convivencia ciudadana, complementando de esta manera la política de la seguridad democrática tal como se hizo en el ámbito rural y contra la insurgencia, en las diferentes ciudades del país.


Durante su exposición, Moreno Rojas, hizo un llamado sobre algunas recomendaciones que se deben implementar con el fin de atacar de forma más directa la delincuencia en las ciudades, tales como la necesidad de articular estrategias y acciones de las autoridades locales y nacionales, el incremento del pie de fuerza de policía y el fortalecimiento de la policía judicial.

De igual forma, el Alcalde Mayor de Bogotá, destacó la importancia de aunar recursos e iniciativas por la defensa de la vida a través de una campaña nacional y la necesidad de que las autoridades locales tengan la competencia directa para restringir en sus territorios el porte de armas, así como impulsar por parte de los alcaldes la necesaria reforma al Código Nacional de Policía, el Código de Infancia y Adolescencia y la Ley 232, especialmente en materia de control de expendio de licor, entre otros factores de prevención y control.

Todos estos, fueron temas que se analizaron y se concluyeron en la pasada ‘Cumbre de Alcaldes’, organizada por la Administración Distrital, que se llevó a cabo en mayo pasado, cuando asistieron los burgomaestres de ocho ciudades del país.

El mandatario de los capitalinos, en otro aparte de su presentación, expuso sobre los nuevos fenómenos delincuenciales en Bogotá y otros centros urbanos, entre los cuales resaltó el reacomodo de los poderes mafiosos, las disputas del crimen organizado, el fortalecimiento de actividades en la penumbra entre legalidad e ilegalidad, la insistencia de la insurgencia en la recuperación de corredores y áreas de influencia en el Sumapaz, la campaña panfletaria masiva y el desplazamiento y la reinserción.

Al pronunciarse sobre la experiencia en materia de seguridad y convivencia ciudadana en la capital de la República, el Alcalde Mayor resaltó el trabajo en equipo con la Policía Metropolitana de Bogotá, citó las experiencia positivas en materia de la definición de un plan estratégico decenal, las campañas por la defensa de la vida y el desarme, el fortalecimiento de la Policía Metropolitana de Bogotá, con una preocupación permanente por la modernización de equipos, incluyendo comunicación, infraestructura y movilidad. Recordó que la inversión en seguridad y convivencia asciende a 1,2 billones de pesos.

“Hemos entregado a la Policía Metropolitana: 450 patrullas, 757 motos, 11 CAI móviles y 43 cámaras de seguridad. Estamos invirtiendo más de 400.000 millones de pesos en nuevos equipamientos”, concluyó el mandatario capitalino.

Durante este Cónclave de Seguridad que reunió a alcaldes y comandantes de policía del país, Moreno Rojas fue reiterativo en la necesidad indispensable de seguir trabajando de manera armónica entre Policía, Gobierno Nacional y autoridades locales para mejorar las condiciones de seguridad y convivencia en los centros urbanos. Igual, hizo énfasis en el requerimiento de un aumento importante del pie fuerza para desarrollar una serie de operativos y seguir desarticulando bandas criminales, así como del fortalecimiento de la Policía Judicial con el fin de desmantelar todas las bandas emergentes que están presentando una lucha frontal contra el microtráfico sobre la base de generar unos recursos importantes.

“Hay que generar unos recursos para los fondos de vigilancia de las principales ciudades. En esta reforma que se pretende hacer al impuesto al patrimonio, sería importante que la modificación estipulara que parte de éste se destine a garantizar la seguridad y la tranquilidad de los principales centros urbanos de la capital”, sostuvo.

Sobre el pie de fuerza, el mandatario capitalino indicó que “Bogotá está por debajo promedio nacional: estamos hoy por encima de los 17.000 efectivos de la policía, eso nos da un uniformado por aproximadamente 400 habitantes y aspiramos, según ofrecimiento del General Óscar Naranjo, a tener 2.000 nuevos policías de aquí a diciembre”. Concluyó Moreno Rojas que, tal como es sabido: “la recomendación internacional es de un policía por cada 250 habitantes y, en la medida que haya más pie de fuerza, vamos a ser capaces de continuar desarticulando bandas y realizar acciones importantes para el beneficio de la seguridad y convivencia de Bogotá”.