El grupo de madres y familiares de las víctimas de los denominados ‘Falsos Positivos’ solicitaron ayer un encuentro personal con el Presidente de la República a fin de dialogar acerca de su situación de seguridad y conocer el estado real de las investigaciones contra los militares implicados en los hechos.


La solicitud fue hecha con ocasión del primer ‘Encuentro de Víctimas de Ejecuciones Extrajudiciales y Foro de Lucha contra la Impunidad’ realizado en Ocaña (Norte de Santander), evento que sirvió para conmemorar dos años del hallazgo de los primeros once cuerpos de una veintena de jóvenes dados por desaparecidos entre enero y febrero de 2008 en Soacha, que posteriormente fueron presentados por el Ejército como guerrilleros muertos en combate.

Al encuentro llegaron unas 20 madres desde el municipio , quienes por medio de una marcha en la que participaron más de 68 familiares de las víctimas se agolparon frente al Palacio de Justicia de Ocaña con gritos en los que exigían «verdad y justicia».

“Queremos que el señor Presidente nos atienda con el fin de comprometerlo a que nos colabore para que estas audiencias lleguen a un feliz término», señaló Luz Marina Bernal, madre de Fair Leonardo Porras de 26 años (quien sufría de discapacidad cognitiva), desaparecido el 8 de enero de 2008 y asesinado cuatro días después.
Por otro lado Carmenza Gómez, madre de Víctor Fernando Gómez, quien apareció en una fosa común de Ocaña en agosto de 2008, señaló que persisten las amenazas contra por lo menos ocho de sus compañeras y que además no avanzan las investigaciones para esclarecer la muerte de sus hijos.

“La Fiscalía nos dijo que no cabemos en el paquete de beneficiarios del programa de víctimas y testigos, no sé entonces en qué paquete es que cabemos, ¿será en el del cementerio, señor presidente Santos?. Además el Ministerio del Interior nos ofreció una reubicación pero continuamos esperando ese ofrecimiento, y mientras tanto las amenazas continúan”, concluyó Gómez.

El encuentro entre Santos y las madres se daría el 6 de marzo del próximo año, fecha en la que se celebra el ‘Día Internacional de Víctimas de Crímenes de Estado’.