Desde hace 8 meses aproximadamente, algunos residentes del barrio Llano Grande en la comuna seis y los vecinos de la Urbanización San Carlos, manifiestan sentirse incómodos y enfermos debido al manejo inadecuado de las basuras que se está dando en el conjunto, pues argumentan que la disposición de los residuos no es la debida, hecho que les está generando molestias.


En cumplimento del Decreto 2981 de 2013, que reglamenta le prestación del servicio público de aseo, en el artículo 20 se establecen las responsabilidades de los usuarios agrupados. De acuerdo a lo anterior, la Urbanización San Carlos construyó un shut con el propósito de organizar la disposición de sus residuos, sin embargo para los residentes de Llano Grande, ubicados sobre la Calle 13, la ubicación de las puertas, que dan hacia esta calle, les ha causado grandes problemas.

Teresa Gutiérrez, una de las residentes afectadas, manifestó que “lo que más nos afecta son los fuertes y nauseabundos olores que genera la cantidad de basura que ponen en el espacio público. Lo más terrible es que dejan las canecas de basura desde la mañana y el camión pasa a recogerlas después de la medianoche, entonces debemos soportar el hedor todo el día tres veces a la semana, además la situación también nos está generando complicaciones en la salud, puesto que frecuentemente sentimos molestia en la garganta y vivimos con gripa y ardor en los ojos”, explicó Gutiérrez.

Precisamente, todos los afectados coinciden al explicar que lo que más los perjudica es la disposición de los residuos durante todo el día, ya que debido a las fuertes olas de calor, los olores generados por las basuras se intensifican a tal punto que son insoportables para los habitantes de ese tramo de la Calle 13, incrementando también las afectaciones en materia de salud para la comunidad.

De acuerdo con el Decreto 2981, en el párrafo 5 del artículo 17, los residentes deben hacerse responsables de “Ubicar los residuos sólidos en los sitios determinados para su presentación (en este caso, en el interior del shut, mas no por fuera del mismo), con una anticipación no mayor de tres horas previas a la recolección de acuerdo con las frecuencias y horarios establecidos por el prestador”. Con el conocimiento de este decreto la comunidad afectada asegura tener razones de peso para exigir tanto a la empresa prestadora del servicio, como a la administración del mismo, organizar de forma diferente la disposición de los residuos y respetar la norma de acuerdo a los horarios de recolección.

En vista de la problemática, la Presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) de Llano Grande, Brigitte Leal, presentó un Derecho de petición a la empresa prestadora del servicio, con el fin de exigir control a la disposición de los residuos que se manejan en la urbanización.

“A la empresa prestadora lo que le pedimos es que ejerza el debido control en materia del cumplimiento de la norma, porque muy preocupados observamos que los funcionarios recogen la basura del espacio público, cuando lo correcto es que las puertas del chut queden dentro del conjunto y que los funcionarios y el camión ingresen para ejercer su labor. Cabe resaltar que al observar la estructura de la urbanización, el conductor tiene el espacio suficiente para ingresar el vehículo para recolectar las basuras”, explicó la líder comunal.

Por su parte, en la respuesta que la empresa dirigió a la Presidenta de la JAC, se estableció que si bien no está de acuerdo con el manejo de residuos que se está haciendo en la urbanización, no está dentro de su competencia ejercer las acciones correctivas, así mismo especificó que dirigiría la petición de la comunidad, a la Secretaría de Gobierno, ya que está es la encargada de ejercer dicho control.

Entre tanto, la comunidad afectada también aseguró que las dimensiones del shut no son suficientes para almacenar la basura de 1400 familias residentes en San Carlos, así mismo proponen que la urbanización debería tener un depósito de basura por bloque, de esta manera dicen que el panorama sería mucho mejor, tanto para las personas de propiedad horizontal, como para los residentes del barrio.

María Fernanda Niño, Coordinadora de relaciones con la comunidad de Aseo Internacional, dijo:

“Teniendo en cuenta la situación, la cual se presenta en varios sectores del municipio, estamos adelantando un ejercicio pedagógico que permita a todos los habitantes, tanto de propiedad horizontal como de barrio, saber cuáles son sus deberes y las sanciones a las que conlleva el incumplimiento de estos, las cuales deben ser impuestas por la Administración Municipal. Precisamente, en San Carlos haremos reuniones con el mismo objetivo, para reiterar a la comunidad y a la administración del conjunto como deben manejar sus basuras”, explicó Niño.

Para finalizar, cabe recordar que la denuncia también es un deber de todos como ciudadanos del municipio. En este tipo de casos, la persona afectada o testigo debe dirigirse a la Inspección de Policía de su comuna con las pruebas suficientes para que la dependencia realice el debido trabajo de revisión del problema, el ejercicio de control y la sanción correspondiente.