Malestar y preocupación es lo que sienten varios padres de familia debido a la incertidumbre que mantiene el ICBF por no definir el número de cupos en el nuevo jardín social ubicado en la comuna dos del municipio.


periodismopublico-175.jpgEl Jardín Social es una moderna construcción que se realizó en el predio “El Triángulo” ubicado en Quintas de la Laguna, comuna dos, y que consta de comedor comunitario y colectivo, despensa, salón múltiple, batería de baños y amplios salones que albergarán a menores que van desde la primera infancia hasta los seis o siete años. La inversión fue de unos $2.300 millones aproximadamente, a través de la cofinanciación entre el I.C.B.F. y el municipio de Soacha, y cuya administración se le asignó a la Caja de Compensación CAFAM.

Actualmente tiene cupo para 330 niños y niñas, teniendo en cuenta que se construyó para albergar a los menores que eran cuidados por madres comunitarias ubicadas en la zona aledaña a Quintas de la Laguna. Según Adriana Ramos, funcionaria de CAFAM, el nuevo centro ya cuenta con 307 menores, es decir quedan sólo 27 cupos para asignar.

Pero la molestia de los padres de familia no es por el cupo en sí. Todos coinciden en que han perdido mucho tiempo yendo y viniendo entre el centro zonal del ICBF y el jardín social, y es la hora que nadie les ha dicho qué hacer para saber si pueden matricular a sus hijos o no. Graciela Sánchez, habitante del sector y quien desde el pasado lunes 28 de junio ha estado pendiente del cupo de su niña de cuatro años, expresó: “A uno lo que le da mal genio es esa tomadera de pelo del Bienestar porque no son claros. Aquí me dicen que vaya al ICBF, voy allá y me dicen que no, que esa información me la dan aquí en el Jardín; entonces a quién me atengo, me parece que deberían tener más respeto por las personas, por nuestro tiempo. Y lo grave es que allá en el Bienestar los celadores no lo dejan entrar a uno, entonces cómo vamos a saber las cosas; eso deberían definirlo y decirnos de una vez si se puede o no”.

Y como ella, todos los padres de familia que aspiran a obtener un cupo coinciden en lo mismo. Se la han pasado entre el ICBF y el Jardín, esperanzados en obtener cabida para sus menores. Sin embargo Adriana Ramos de CAFAM dijo que el problema no es de ellos. “Cafam simplemente administra, nosotros operamos el jardín y es el Bienestar y el municipio quienes responden por los cupos; entiendo que sólo quedan 27 porque los demás se otorgaron por derecho propio a través de las madres comunitarias de la zona”. La funcionaria dijo que el ICBF les quedó de pasar la lista oficial hoy, es decir que en las horas de la tarde se tendría la información definitiva para acabar con la incertidumbre de los padres de familia que aspiran a que sus hijos sean recibidos en el nuevo Jardín Social de Quintas de la Laguna.