Aunque el pasado 23 de marzo el Alcalde Juan Carlos Nemocón y el Secretario de Planeación Orlando Ramírez firmaron la Resolución de legalización de este y otros barrios de la comuna cuatro, varias personas se mostraron inconformes porque el proceso sólo cobijó a una parte del sector, dejando a la deriva varias manzanas que corresponden aproximadamente al 10% de los predios del Minuto de Dios.


El malestar de una parte de la comunidad se da debido a que, según manifiestan, la legalización se hizo únicamente con el 90% del barrio, a pesar de que previamente se había anunciado que todos los predios serían legalizados. Sumado a lo anterior, está el hecho de que en el momento de firmar la Resolución, de acuerdo a lo manifestado por los habitantes, nunca se especificó que varias manzanas del sector continuarían siendo ilegales, algo que ellos mismos descubrieron tan sólo después de revisar el documento entregado por el Alcalde y el Secretario de Planeación:

“Cuando a nosotros nos entregaron la Resolución de legalización, nos dimos cuenta que se excluyeron de esta un buen número de manzanas y lotes, lo cual no coincide con lo que nos habían dicho desde un principio. Las personas que habitan en esos sectores no saben qué va a pasar con ellos. Nosotros cumplimos con todos los requisitos que nos exigieron para la legalización del barrio, de acuerdo a lo estipulado en el Decreto presidencial No. 564 del 24 de febrero de 2006, sin embargo no nos cumplieron con todo lo que nos dijeron. Es por eso que necesitamos que la Alcaldía nos cumpla, porque desde un principio nunca nos dijeron que no se iba a legalizar todo el barrio, ni tampoco cuándo y de qué manera se iba a legalizar la parte que falta”, explicó José Arnulfo Peña, Vicepresidente de la JAC del barrio Minuto de Dios.

“El problema es que no se ha definido qué va a pasar con el 10% del barrio que aún no ha sido legalizado, por eso queremos saber por qué no se legalizó completamente el sector, a pesar de que en la reunión realizada en agosto del año pasado con el Arquitecto Orlando Ramírez y el Servicio Geológico Colombiano, se había dicho que se iban a legalizar todos los predios”, expresó Irene González, habitante del barrio Minuto de Dios.

“La inconformidad que tenemos en el barrio es que no se sabe si lo que no ha sido legalizado se va a legalizar, o qué va a pasar con las personas que allí residen. Los predios que siguen sin legalizar quedaron ‘volando’ por no saber qué se les va a definir. Cuando revisamos la Resolución de legalización nos dimos cuenta que había varias manzanas y algunos predios sin legalizar, por eso queremos que la Secretaría de Planeación nos diga cómo se va a resolver eso, pues cuando se firmó ese documento no quedó claro”, sostuvo Gelver Guamán, miembro de la JAC del barrio Minuto de Dios.

A partir de la inconformidad generada por la forma como se realizó la legalización del barrio, la comunidad envió un Derecho de Petición a la Secretaría de Planeación, en el que solicitó una explicación acerca del proceso, con el objetivo de esclarecer el futuro de aquéllas manzanas y predios del Minuto de Dios que no han sido legalizados. Sobre el particular, en oficio fechado el pasado 28 de mayo, el Secretario de Planeación aseguró que se está revisando la documentación de la legalización del barrio, con el fin de dar respuesta a fondo de la inquietud planteada, a más tardar el próximo 20 de junio.