Una intervención a las calles de estos barrios ha causado inconformismo en la comunidad y caos vehicular en el sector.


Desde el miércoles de la semana pasada se iniciaron las obras para rehabilitar la Cr. 7 entre calles 26 y 22, una intervención que ha generado inconformismo en los residentes de estos dos barrios debido a los eventuales perjuicios que se han causado por la falta de un plan para el manejo del tráfico y la circulación de maquinaría y vehículos de carga pesada por las vías de los barrios.

Los trabajos están a cargo del Ing. Carlos Guatava y tienen como objeto la recuperación y rehabilitación de una porción de esta importante calle del Municipio que con el paso del tiempo se había venido deteriorando a causa del tráfico de todo tipo de automotores, sin embargo, ahora los vecinos del sector se muestran molestos por las dificultades que hasta el momento les ha causado la obra, que según palabras del contratista estaría lista el próximo viernes.

“Las casas se han visto muy afectadas, vivo en el Camilo Torres y debido a que están pasando muchos carros se nos va a dañar el pavimento de la de las vías internas y después de que eso suceda nadie nos las va a arreglar, por lo que nos va a tocar a nosotros contratar con el Municipio para poder reponerlas. Yo dudo que nos vayan a entregar la vía este fin de semana, sé que eso no va a ser así”, afirmó Fidel Serrano.

“Entiendo que la obra es necesaria porque la calle estaba muy deteriorada, pero como desviaron el transporte a las vías internas se han empezado a dañar los andenes cercanos a las casas. No puede ser cierto que la obra vaya a ser entregada el viernes próximo, eso está muy desbaratado y lo único que han hecho es recoger tierra”, expresó Aristides Martín.

Ante las inquietudes de la comunidad la Secretaría de Infraestructura y la Dirección de Transporte tomaron cartas en el asunto anunciando un estricto seguimiento para que en efecto los acuerdos establecidos entre las partes se cumplan.

“Esto está perjudicando terriblemente a la comunidad y vemos con preocupación que no se hizo un plan de tráfico formal y en este momento atendemos las inquietudes de la gente quedando con los contratistas en que se trabajará el tráfico pesado de la obra con salida exclusiva por la Autopista Sur a fin de no afectar las vías internas. No se pueden cerrar vías teniendo en cuenta que todas son públicas, aunque sí se hará un plan de manejo coordinado con la Dirección de Transporte donde se restrinja el tráfico de vehículos pesados desde el sector de Terreros. Verificaré personalmente ese tema, pues tengo entendido que se abarcarán otras obras y por ahora vamos a hacer mucho énfasis en este frente para que nos cumplan lo prometido y en efecto se entregue el viernes próximo”, explicó Olga Infante, Secretaria de Infraestructura.

“La vía no puede ser utilizada por el tráfico pesado, por lo que se ha informado a los agentes de tránsito para que se refuerce el tema a efectos de no permitir que se desvíe la carga pesada hacia este sector de la comuna dos y una parte de la comuna tres de modo que no se deteriore la malla vial. Solicitaremos muy especialmente el control en el sitio”, agregó William Ardila, Director de Transporte.

Finalmente el Ing. Guatava reafirmó el compromiso para entregar la obra terminada este 21 de enero, al tiempo que respondió a los comentarios de inconformidad hechos por los vecinos:
“Es una vía que encontramos ya con algunos problemas estructurales por humedad, calidad de materiales y espesor de capa asfáltica que era un poco deficiente. Llegamos e hicimos una evaluación de pavimento y nos soportamos con los estudios técnicos requeridos para proyectar una obra que garantice estabilidad durante cinco años. Les digo a los vecinos que todos debemos colaborar, nosotros hemos puesto todo el esfuerzo, la infraestructura y el personal para tratar de sacar esta vía de aquí al viernes o antes para que la gente no tenga tantos inconvenientes. Tenemos personal nuestro haciendo labores de tránsito para canalizar el tráfico y la señalización, y aunque sabemos las dificultades que se han causado por el paso de las volquetas y el posible deterioro de las calles, lo cierto es que eso no sucede en un lapso de tiempo tan corto como son 8 o 15 días, no va a pasar. Reafirmo mi compromiso de tener una obra rápida y de buena calidad lista para el próximo viernes, para eso trabajamos todo el fin de semana y de ser necesario trabajaremos en la noche a doble jornada”.