Luego de la escandalosa captura de Clara Rojas, madre del pequeño que murió en diciembre pasado en una alcantarilla de Soacha, las autoridades la dejaron en libertan por no tener antecedentes y ser cabezas de familia. La mujer fue detenida en medio de operativos contra el microtráfico en el municipio.


La captura de Rojas se dio durante un operativo de la Policía y la Fiscalía para desarticular a la banda “Los Latinos” y esclarecer varios homicidios que se han presentado en el municipio de Soacha. En la acción policial cayó no sólo Clara Rojas, sino también una tía de Juan Sebastián y 28 personas más pertenecientes a toda una estructura criminal.

Dentro de los capturados se encuentra además alias “La Gemela” de 30 años de edad, quien era la cabecilla de la banda, junto a Chachán, Jazmín y Chicha, entre otras, quienes son señalados de ser los responsables de múltiples delitos ejecutados en los barrios Ciudad Latina, Quintas de Santa Ana, Compartir, Villa Italia y paseo real. Durante 16 meses de investigación se adelantaron diferentes labores y un despliegue de medios técnicos con el fin de desmantelar a esta banda delincuencial.

Según el coronel José Miguel Correa, comandante de la Policía de Cundinamarca, la mamá y la tía de Juan Sebastián fueron capturadas porque al allanar la vivienda se les encontró estupefacientes y una moto hurtada.

En los allanamientos fueron incautadas varias armas de fuego, entre ellas tres revólveres, una escopeta y un changón de fabricación artesanal, junto con 120 cartuchos.

También fueron incautados 2.600 gramos de marihuana, 3 mil gramos de bazuco, una moto y un uniforme de la Policía.