Hoy viernes 15 de julio se emitirá la condena contra ocho militares por la desaparición y muerte de dos jóvenes de Soacha que bajo engaños fueron llevados hasta Ocaña y luego asesinados por el ejército.


La audiencia de condena a los militares, imputados por la muerte de dos civiles en el primero de los casos conocidos como «falsos positivos», debió llevarse a cabo el pasado 28 de junio pero fue aplazada a petición de la Defensa.

Los ocho militares, entre ellos un coronel y un teniente del Ejército, fueron declarados culpables el pasado 3 de junio por un juez de Bucaramanga, por los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada agravada, peculado por apropiación y falsedad ideológica.

Los militares fueron encontrados responsables de la muerte de Daniel Andrés Pesca Olaya y Eduardo Garzón Páez, dos de los casi veinte jóvenes del municipio de Soacha, desaparecidos a comienzos de 2008.

Los jóvenes fueron trasladados desde Bogotá hasta Ocaña supuestamente contratados, bajo engaños, para hacer trabajos agrícolas.

Pesca Olaya y Garzón Páez, cuyos cuerpos fueron encontrados en marzo de 2008 en una zona rural de Cimitarra, fueron presentados entonces como guerrilleros muertos en un supuesto combate con el Ejército.

Entre los militares condenados por la muerte de los dos civiles figuran el coronel Wilson Javier Castro Pinto y el teniente Eduard Antonio Villani Realpe, así como un suboficial y cinco soldados, quienes están detenidos desde 2008 en Bucaramanga.

Fuentes: Colectivo de abogados y el Pais.com