Marawe es una banda que fusiona músicas del caribe con músicas urbanas, fundada en Soacha por Alfredo Ramírez, un joven músico egresado de la Facultad de Artes de la Universidad Distrital (ASAB), quien dio inicio al proyecto  en el año 2015 y desde entonces transita por los sonidos,  colores y sabores inspirados por las atmósferas que evocan  la diversidad del atlántico.

“Este proyecto tiene como propósito explorar con la sonoridad tradicional del atlántico,  en especial los ritmos de la cumbia, el vallenato, la gaita, la tambora y el chande,  en conjunto con los ritmos urbanos como el Pop, Jazz y la música electrónica, dando como resultado nuevos sonidos que aportan a una música totalmente fresca y original”, dijo Alfredo Ramírez, director de la banda

Desde su fundación, Marawe  ha participado en distintos eventos como el Festival Universidad Uniminuto, concierto en festivales del  Sol y Luna, Festival Casa Abierta de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, finalistas en festival Fusión Fest, y en las ferias y fiestas del municipio de Granada.

Dentro de sus logros más destacados se encuentra Arma Tú Banda, en el año 2019, donde participaron al lado de  otras 171 agrupaciones de todo el país, quedando en la primera plaza; también ese mismo año fueron ganadores del Portafolio de Estímulos de Creación con la que produjeron su álbum larga duración  Piel Vibrante.

La característica principal de esta agrupación son las gaitas, los tambores, los sintetizadores  y las guitarras, ya que generan de cierto modo una variedad tímbrica haciendo más alegre y pegajosa la melodía a la hora de escuchar, algo así como un rock folklore.  

“Para nosotros como agrupación es un orgullo llevar el nombre de Soacha a todos lados, así mismo nos gustaría que la gente conozca la riqueza y diversidad del municipio, esa esencia musical y cultural que cada día es más profunda”, puntualizó Alfredo Ramírez.

Finalmente,  Marawe se proyecta como una de las bandas líderes en el movimiento musical soachuno, ya que la mayoría de sus letras están inspiradas en lo sencillo y lo cotidiano de las  experiencias de cada uno de sus integrantes.

Por Rafael Rodríguez