Ni la Alcaldía de Soacha, ni la Superintendencia, ni mucho menos las empresas prestadoras hacen algo para estabilizar las tarifas de los servicios públicos en Soacha.

Desde que comenzó la pandemia han sido constantes las quejas de los usuarios porque se sienten atropellados por las empresas prestadoras de los servicios públicos y dicen que su voz no es escuchada.  “Es un abuso, un atropello y un descaro cobrar 80 mil pesos de luz cuando apenas vivo con mi mujer y antes de la pandemia pagaba 30 mil”, dijo Misael Santamaría, residente en la comuna seis de Soacha.

El problema es que los habitantes de Soacha se vienen quejando desde el pasado mes de abril y nadie les soluciona, por eso este fin de semana aprovecharon la visita del alcalde municipal a algunos sectores de la ciudad y dentro del ejercicio de “Maratón Comunal”, este fue uno de los temas a tratar.

“A esta problemática, la Alcaldía de Soacha dará trámite jurídico contra las empresas que están abusando de los ciudadanos, sobre todo en la prestación de acueducto y alcantarillado”, sostuvo el alcalde Saldarriaga.

Pero ante la promesa del mandatario, los usuarios recordaron que no es la primera vez que escuchan lo mismo desde la Dirección de Servicios Públicos y no ha pasado nada, por eso exigieron que las autoridades se pongan del lado de la gente para presionar a las empresas prestadoras de estos servicios.

“Yo fui a la Dirección de Servicios Públicos y lo que me dijeron es que ellos no pueden hacer nada al respecto, que es un tema de la CRA,  la Creg y las empresas, y que además pusiera la queja en la página web del acueducto, el gas y Codensa. Entonces no sé para qué el alcalde se pone a hablar lo que no es”, añadió Ana Cecilia Ruiz, residente en Santa Ana.

En la comuna uno, por ejemplo, la queja generalizada es contra la empresa de acueducto de Santa Ana  y  Urbaser (antiguo Aseo Internacional), por el incremento exagerado en la tarifa de aseo, pero las denuncias se extienden por todo el municipio a las demás empresas como Vanti,  Enel y la EAAB.  

“A mí me parece injusto el cobro del aseo porque la verdad ahora se está pagando más por la recolección de basura que por el mismo consumo de agua, es algo exagerado”, aseguró María Gladys Casallas Castro, residente en Nuevo Horizonte, etapa dos.

“Que no decir de Parque Campestre y Torrentes que somos estrato tres por solo pasar una cuadra. El pago de recibos de luz, gas y agua nos está dejando sin con qué comer, tengan consideración”, añadió  Diana Rocío Pérez.

“La tarifa de acueducto es altísima, cobran más en alcantarillado y basura  que en agua . Y los barrios llenos de escombros y basuras por donde uno camine, además las tarifas de internet y telefonía de cualquier operador  están costosas y con poca capacidad de megas, no es justo para nadie, es algo irracional porque Soacha es un municipio de personas con nivel medio y bajo”, puntualizó Marcela Castaño.

Lo cierto es que las quejas y la polémica siguen, pero al parecer de nada sirve porque las empresas siguen atropellando a los usuarios y el municipio se limita a prometer cosas que no hace, sólo para bajar los ánimos y distraer a los verdaderos dolientes del problema, es decir, a todos los usuarios de los servicios públicos de Soacha.

Por Patricia Conde