Esta cifra histórica está dirigida a la conservación de la reserva Van der Hammen, la protección de los cerros orientales, la descontaminación del río Bogotá y la movilidad sostenible, iniciativas propuestas en el Plan de Desarrollo que fue aprobado por el Concejo.

Un importante espaldarazo le dio el Concejo de Bogotá a los planes medioambientales de la administración de Claudia López, al aprobar importantes iniciativas que apuntan a lograr la conservación del ambiente como baluarte principal de todas las formas de vida, el desarrollo sostenible y la protección de la estructura ecológica de la ciudad. El presupuesto aprobado para tal fin supera los 1,3 billones de pesos, 20 por ciento más que en la administración anterior, una cifra catalogada como histórica para el sector ambiental de la capital.  

Según la concejal animalista, Andrea Padilla, el plan denominado “Un nuevo contrato social y ambiental para Bogotá”, prioriza tres elementos fundamentales: la prevención y atención sanitaria de la pandemia, la recuperación económica de la crisis generada por ella y la defensa férrea de la estructura ecológica principal en tiempos de emergencia climática. Este último aspecto es clave en el desarrollo de iniciativas verdes que pondrán a la capital del país a la vanguardia en el desarrollo de estos temas. 

El medioambiente es uno de los objetivos más importantes del proyecto para Bogotá. De hecho, es el segundo propósito del Plan de Desarrollo que pretende fomentar el cambio de los hábitos de vida para reverdecer a la ciudad y de esta forma adaptarse y mitigar los impactos que se pueden generar por la crisis climática.

El objetivo de la Administración Distrital es mejorar la calidad del ambiente natural por medio de cambios culturales y el desarrollo de proyectos ambientales estratégicos para la estructura ecológica principal. Fueron varios los temas de envergadura que recibieron el aval de los concejales, luego de haber sido debatidos durante varias horas y agotadoras jornadas.

Fuente: SEmanasostesnible.com