Así lo confirmó el comandante del cuerpo oficial de Bomberos de Soacha, teniente Iván Riobueno, quien además destacó la labor de sus hombres en la atención de emergencias.


El incendio más difícl de controlar, según Riobueno, ha sido el que se registró entre los municipios de Sibaté, Pasca, Soacha y el Distrito capital, ya que fue necesaria la unión de organismos de socorro de varios municipios para controlarlo en cuatro días.

Sin embargo el comandante de los bomberos de Soacha advirtió que ningún incendio se debe descuidar por pequeño que sea. Puso como ejemplo varios que se han presentado al lado de la autopista sur, los cuales se controlaron relativamente fácil gracias a la rápida reacción de los organismos de socorro.

Lamentó la pérdida de cerca de 800 hectáreas de bosque nativo a consecuencia del incendio presentado entre el lunes 11 y el jueves 14 de enero pasado en la vereda Romeral de Sibaté, y que destruyó parte de la zona del Páramo en donde tienen nacimiento diversos ríos que proveen de agua la región. Para controlarlo fue necesario un grupo de 400 hombres, entre los que figuraronn uniformados de la Policía y el Ejército, brigadas de la CAR, bomberos de Soacha, Sibaté y Bogotá, Defensa Civil, Cruz Roja, Gobierno Departamental y campesinos de la zona.

Hizo un llamado a los líderes comunales, presidentes de juntas y comunidad en general para que informen cualquier anomalía o intento de incendio, reportando a la línea 123, ó al 782 79 83 de los bomberos oficiales de Soacha. Recordó que están prohibidos los almuerzos de olla y las mismas fogatas controladas, ya que por el inmenso calor de la época, la propagación del fuego es muy fácil.