Independiente Medellín se coronó campeón de la Copa Águila venciendo 2-1 al Deportivo Cali en el Atanasio Girardot. Un título esperado por la afición en medio de una irregular temporada en la Liga Águila y la incertidumbre sobre el futuro de sus dos grandes ídolos: Germán Cano y David González.

Con el 2-2 obtenido en Palmaseca, Independiente Medellín salió a arrasar a su rival en el Atanasio Girardot y así fue. Aprovechó las opciones que tuvo, dominó la mayor parte del primer tiempo y tomó ventaja a los 20 minutos del partido por medio de Adrián Arregui, quien cazó un balón en el centro del área luego que Jesús David Murillo estrellara la pelota en el palo. Ya se preveía fiesta ‘poderosa’.

Deportivo Cali intentó resucitar en el partido, pero dejó varios espacios en zona posterior que fueron aprovechados por los locales que pudieron ampliar la ventaja con prontitud. A los 35 minutos, el goleador Germán Cano recibió un balón llovido al área y fiel a su estilo le ganó a su marcador y cabeceó sin obstáculos para vencer la resistencia de Wallens. Los de Pusineri se despertaron en el cotejo, pero no pudieron concretar ninguna oportunidad mientras se diluía el primer tiempo.

La segunda mitad fue de buen manejo para Medellín. El equipo ‘azucarero’ lo intentó de todas las formas, pero se encontró con un mediocampo sólido y una defensa recia. David González tuvo un par de intervenciones ‘poderosas’ y más adelante Didier Moreno y el propio Germán Cano pudieron ampliar el marcador. En el minuto 93, Cali descontó con cabezazo de Dany Rosero tras centro de Juan Camilo Angulo, pero no pudo igualar al final.

De esa manera, Independiente Medellín volvió a derrotar a Deportivo Cali en una final de Copa Colombia (1981) y se clasificó a la fase previa de la Copa Libertadores 2020. Además, se cumplió el sueño y la obsesión en el club de ver a Germán Cano levantando un título con la camiseta roja que tanto ha defendido y donde es el goleador histórico.

Fuente: Antena 2 – Foto: El Heraldo