El Concejo de Bogotá pretende por medio de una iniciativa sancionar y castigar a quienes promueven la mendicidad y se valgan de niños y niñas para hacer de este un negocio lucrativo, se trata del Proyecto de Acuerdo que busca crear el programa “Mendicidad Cero” a través de una unidad administrativa adscrita a la Secretaría Distrital de Integración Social, dirigida y orientada desde la Alcaldía Mayor de Bogotá.


Este facultaría a la Policía de Bogotá para recoger todo habitante de calle que se encuentre pidiendo limosna y direccionarlos a centros de acogida que brinden la capacitación y el trabajo mediante proyectos que permitan la reinserción social.
Programa M-Cero “Mendicidad Cero en Bogotá ” tiene por objeto atacar la práctica crónica de la mendicidad como forma de vida en el Distrito. Trabajos comunitarios, exposición pública de imágenes, facultar a la Policía de Bogotá para recoger a todo habitante que se encuentre mendigando y comparendos pedagógicos para quienes ofrezcan limosna, son algunas de las propuestas para combatir la mendicidad

Para el concejal Hosman Martínez, “La capital requiere una sólida estructura que erradique la mendicidad e indigencia en Bogotá, según el último censo de habitantes de calle, en Bogotá hay alrededor de 9.614 personas que viven en la calle, de la cuales un alto porcentaje utilizan la mendicidad como forma de vida y pretexto de mafias que decidieron traficar con la miseria, discapacidades, y necesidades de un significativo número de habitantes”.

La mendicidad es una práctica universal, por esta razón en algunos países han implementado medidas drásticas para combatirla. Por ejemplo en Letonia, mendigar se castiga con cárcel, en China, se permite pedir pero en jaulas y en otros se multan a las personas que piden y al que da. “Llegó la hora de declararle la guerra a ese flagelo vergonzoso estableciendo un centro coordinador institucional que en un horizonte de corto tiempo elimine esa práctica de la ciudad” afirmó Martínez.

Contar con un registro que permita acceder a un censo de habitantes dedicados a la mendicidad y seguimiento a quienes deserten, huyan de los centro de acogida y sean reiterativos a través de esta práctica para que sean incorporados a trabajos comunitarios.

El proyecto plantea sancionar y castigar a quienes promueven la mendicidad y se valen de niños y niñas para hacer de este un negocio lucrativo, a través de la exposición pública de sus imágenes con campañas oficiales. El cabildante asegura que es importante declararle la guerra al mal crónico de la mendicidad en la ciudad. Implementar nuevas acciones podrían permitir además mejorar en materia de seguridad, erradicación de la indigencia y la pobreza en la capital.

Fuente: Radio santafe.com