Labores de inteligencia e investigación criminal, así como de registro y control, lideradas por la Policía de Cundinamarca en los corredores viales del departamento, permitieron neutralizar el tráfico de 308 kilos de marihuana tipo cripy, avaluados en más de 250 millones de pesos.


En el operativo fueron capturadas dos personas, que hoy se encuentran a disposición de las autoridades competentes por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y hacen parte de las 45 realizadas en esta semana.

La marihuana, que se escondía en una camioneta de servicio público tipo Chana, pretendía ser distribuida en diferentes municipios del departamento y en la capital del país.

En lo que va corrido del año, en el territorio cundinamarqués, van 378 capturas por este mismo delito, producto de una ofensiva contundente contra el tráfico de sustancias en menores cantidades.