Soacha, Viotá y La Palma, contarán con centros especializados en atención a víctimas del conflicto.


Una inversión cercana a $26.000 millones ha invertido Cundinamarca en la puesta en marcha de la Política Pública de Atención y Reparación Integral a las Víctimas en un trabajo conjunto para avanzar en esta iniciativa, resultados que presentó el Gobernador (e) Guillermo Rivera Flórez, durante un encuentro del Sistema Nacional de Atención a las Víctimas del Conflicto.

“Hacia 2017 y 2088 se planteó la necesidad de estructurar una política pública para garantizar los derechos de las víctimas, tema que se consideraba en ese entonces una tarea casi imposible pero que hoy es una realidad. Uno de los principales puntos de la agenda del Gobierno Nacional es la reparación integral a las víctimas tema que también es fundamental en el proceso de paz”, resaltó Rivera Flórez.

El gobernador (e) explicó que Cundinamarca ya superó el conflicto armado y ha hecho una apuesta muy importante en materia de reparación a las víctimas, con una inversión cercana a los $26.000 millones en la puesta en marcha de la política de víctimas y agregó que los municipios de La Palma Viotá y Soacha contarán con centros especializados de atención y reparación a las víctimas. En el caso de Soacha, uno de los más completos del país, los terrenos fueron entregados por la Empresa Inmobiliaria de Cundinamarca.

En desarrollo de este encuentro, la Unidad Nacional para la Atención a las Víctimas entrego un reconocimiento al Gobernador (e) por impulsar la Política de Víctimas en Cundinamarca y por su contribución y desempeño en esta materia como alto Consejero Presidencial para los Derechos Humanos.

En este sentido, se pronunció el ministro del interior Juan Fernando Cristo, quien manifestó que la política de reparación a las víctimas se debe llevar directamente a los territorios.