Residentes, transeúntes y trabajadores del barrio La Despensa y la calle 10 de la zona industrial de Cazuca manifestaron su inconformismo ante el aumento de motociclistas imprudentes que invaden frecuentemente el andén ubicado en el sentido sur norte de la autopista o carrera 4 en Soacha.


Los transeúntes manifiestan su preocupación e inconformismo ante la situación que se está presentando con los motociclistas; según los afectados ya se han ocasionado varios accidentes sobre el espacio público construido para los peatones y cada vez son más los motociclistas que optan por manejar sobre el andén.

“Cada vez son menos los que respetan el paso peatonal, pues aprovechan las rampas de la ciclovía y las construidas para las personas en situación de discapacidad para subir sus vehículos por ellas y mantenerse en el andén por lo menos 200 metros, además invaden el espacio del peatón y lo obligan a hacerse a un lado, puesto que nos apartan con el pito y como si fuera poco se enojan porque, según ellos, estorbamos”, manifestó un residente de La Despensa.

El motivo de protesta de los transeúntes ante esta problemática es que no es una situación que se presente solo en las horas pico, sino que es una opción que se está volviendo costumbre para los motociclistas, incluso argumentan que con la actitud de los conductores pareciera sentirse dueños y con derecho de manejar sobre el espacio peatonal sin importar que estén poniendo en riesgo la vida de los transeúntes y su propia integridad.

Jesús Pérez, peatón y motociclista, argumentó por qué no está de acuerdo con la actitud que han adquirido los conductores en ese tramo de la autopista sur: “Claramente es un completo abuso de confianza por parte del motociclista puesto que así como el peatón debe respetar su espacio y usar los puentes y semáforos para cruzar la carretera, ellos deben comprender que no deben invadir el paso peatonal”, dijo el transeúnte.

Cabe resaltar que el problema generado no reside únicamente en la incomodidad a los peatones, residentes y trabajadores de la zona. Desde el punto de vista de las autoridades, en este caso la policía de tránsito, las actuaciones de los motociclistas pueden acarrear graves sanciones como multas económicas e incluso la inmovilización del vehículo usado.

El intendente de la policía de tránsito, Alexander Rodríguez, respondió a la comunidad el trabajo que se ha venido realizando en la zona debido a las imprudencias de los motociclistas, puesto que las personas que frecuentan el sector argumentan que el control policial ha sido deficiente y no basta para solucionar o mínimamente mitigar el problema generado por los conductores de esta clase de vehículos.

“Se han hecho aproximadamente ocho comparendos. Todos los días se envían agentes una o dos veces a la zona, puesto que no se puede dejar agentes fijos ahí porque las necesidades de Soacha son muy grandes y el personal tampoco es el suficiente. Sin embargo, desde que recibimos los derechos de petición se están haciendo los operativos diarios y hasta el momento se han inmovilizado cinco motocicletas”, resaltó el intendente.

A pesar del trabajo que ha realizado la policía de tránsito, la comunidad asegura que el problema persistirá hasta que no se establezcan medidas de infraestructura sobre el andén, como obstaculizar las rampas para que no puedan subir sus vehículos o mínimamente la instalación de unas vallas que inviten a la protección de la vida del peatón, al tiempo que reiteren la infracción cometida y contengan las sanciones a las que pueden estar expuestos una vez la cometan.