Debido a múltiples quejas relacionadas con la seguridad e integridad de los estudiantes y al desorden vehicular que originan las rutas escolares, la dirección de transporte inició un proceso para ponerle orden a la situación.


Hoy se realizó una reunión en el teatro Sua donde participaron además la Dirección de Cultura y la Secretaría de Educación a través de la dirección de calidad. Asistieron alrededor de cien docentes y rectores de instituciones educativas oficiales y privadas, quienes acordaron unos compromisos para comenzar un trabajo que conduzca a asegurar las entradas y salidas de los colegios.

El proceso es acompañado por las direcciones de cultura y de calidad educativa de la Secretaría de Educación, la policía de tránsito y la policía comunitaria, dependencias y entidades que tienen la tarea de ordenar de manera urgente el transporte escolar y garantizar movilidad en las afueras de los colegios, especialmente a la hora de la salida de la jornada escolar.

Durante el proceso se revisará además del tema de parqueo, el estado real de los vehículos que prestan servicio escolar. «Deben ser idóneos, que reúnan las características y requisitos que exige el Ministerio de Transporte; además vamos a controlar el desorden de los muchachos ya que en muchos sectores se toman las vías, duran hasta media hora afuera y eso causa traumatismos en el tráfico. Este programa también atacará delitos, hurtos y venta de alucinógenos que se están presentando en los alrededores de algunas instituciones educativas», comentó el director de transporte del municipio William Ardila.