Debido a las múltiples quejas de la comunidad relacionadas con el bloqueo de vías, obstrucción de los pasos peatonales, desaseo, destrozo de la malla vial y hasta agresiones a transeúntes, la alcaldía municipal, a través de la Dirección de Transporte, tomó la decisión de ordenar operativos para recuperar dichos espacios.


Obedeciendo lo establecido en el decreto 1383 del 16 de marzo de 2010 que reforma el Código Nacional de Tránsito y que contempla como infracción el lavado y reparación de vehículos en vías públicas y andenes, la dirección de Transporte ofició a la policía de tránsito para que comience a realizar operativos de restitución de estas áreas.

Según William Ardila, director de Transporte del municipio, los operativos comenzarán de inmediato y lo que se pretende es que los propietarios busquen lugares cerrados para trabajar, o se trasladen de lugar.

Las quejas ciudadanas sobre la invasión de talleres al espacio público se han originado en su totalidad en los barrios Camilo Torres, el Dorado y el Porvenir.

El oficio enviado el día 21 de abril de 2010 por la Dirección de Transporte al Intendente Eider Aricapa, comandante del grupo de tránsito del municipio, en uno de sus párrafos reza: “Por tal motivo y con carácter urgente ruego a usted disponer la realización de operativos constantes en aquellos lugares del municipio en que esta práctica se volvió constante, con apoyo en lo preceptuado por el decreto 1383 del 16 de marzo de 2010, el cual modifica el Código Nacional de Tránsito en su artículo 21, literales B.21, C. y C.34, conductas que generan una multa de 4 SMLDV, en el primer caso y 15 SMLDV, en los dos siguientes, imponiendo los comparendos del caso para desestimular esta práctica que lesiona gravemente el interés general”.