En una diligencia conjunta realizada en la mañana de este miércoles entre la Alcaldía Municipal de Soacha y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), fueron desalojadas 13 viviendas que fueron construidas por personas que ocuparon de forma ilegal un terreno de propiedad del municipio, el cual fue declarado por la CAR como zona de protección ambiental.


La invasión se presentó desde diciembre del 2013, en una zona que la Fiduciaria Davivienda, entidad propietaria del Fideicomiso Parque Campestre (dueña del proyecto urbanístico que lleva este mismo nombre), había entregado al municipio como zona de cesión, luego de que tiempo más atrás una empresa de hortalizas conocida como Horticón, entregara este mismo terreno a la fiduciaria para realizar la construcción de Parque Campestre.

De acuerdo a lo anterior, las personas que permanecían en la ocupación ilegal aseguraron que un hombre llamado Pablo Enrique Salcedo, quien aseguró en su momento con documentos en mano, ser el propietario del terreno, les arrendó esta propiedad a varias familias, que posteriormente construyeron allí sus viviendas. No obstante, lo que las personas desconocían en ese momento, era que el predio que ocupaban era propiedad del municipio de Soacha, razón por la cual estaban cometiendo un acto ilegal, al adueñarse de una propiedad del Estado y construir allí sin ningún tipo de licencia:

Al respecto, el Director de Apoyo a la Justicia de la Secretaría de Gobierno, Elberto Ariza, quien estuvo presente en la diligencia que lideró la Inspección Primera de Policía, explicó que este procedimiento se realizó bajo las directrices de la Resolución 013 del 7 de enero del 2014, firmada por el Alcalde Municipal Juan Carlos Nemocón, siguiendo el principio de protección a un bien de propiedad del municipio, como fundamento para justificar el desalojo realizado:

“El terreno fue entregado al municipio como zona de cesión de la construcción del proyecto Parque Campestre, es decir que sobre eso tenemos claridad de que este terreno es del municipio. Las personas dicen que les arrendaron, pero seguramente eso se dio en la época de Horticón, un proyecto previo que había cuando existía la Hacienda Buenos Aires, porque por lo demás esto se entregó al municipio, y ya ni siquiera existe dicha empresa. Es decir, se aprovechó que Horticón se fue, para invadir esta propiedad, incluso después de que la fiduciaria le entregó el predio al municipio”, expresó Ariza.

De acuerdo al Director de Apoyo a la Justicia, el anterior propietario (antes de que fuera de la fiduciaria) arrendó los terrenos, por lo que seguramente esa es la base de la discusión que plantean las personas que fueron desalojadas. Sin embargo, el funcionario resaltó que dicho arrendamiento no fue para las personas que estaban invadiendo el terreno:

“El anterior dueño acabó el arriendo y entregó el terreno para la construcción de Parque Campestre. Más adelante, Fiduciaria Davivienda entregó el terreno al municipio como zona de cesión y de protección ambiental. Acá estamos protegiendo un bien del municipio, al parecer estas personas fueron estafadas, por lo que este es un problema que tienen que solucionar ellos con quien hicieron ese negocio, porque el tema nunca ha estado en discusión por parte nuestra, pues frente a los terrenos de propiedad del Estado, no hay ningún tipo de derecho”, agregó el Director Ariza.

Sin embargo, a pesar de los argumentos expuestos para realizar el desalojo, Julieth Martínez, una de las personas que habitaba el terreno invadido, manifestó que ella y las demás personas que estaban en este lugar, tienen contratos de arrendamiento desde hace aproximadamente un año, por lo que se mostró extrañada al ver que en la mañana del miércoles llegaron a realizar la diligencia de desalojo:

“Resulta que vinieron unas personas que nos dejaron un comunicado, en el que se decía que a partir del 7 de enero del 2014, y dentro de un plazo de 10 días hábiles, se iba a realizar un desalojo. Nosotros llamamos al Abogado que nos está asesorando en este momento, él nos dijo que el procedimiento fue totalmente ilegal, porque había un plazo máximo de 10 días para realizarlo, además porque este terreno es objeto de un juicio de sucesión. En ese sentido, nosotros lo que hicimos fue mostrar el contrato de arrendamiento que tenemos, pero nos dijeron que este no servía absolutamente para nada, nos sacaron las cosas a la calle y tumbaron las casas con volquetas. Somos personas de estrato uno que no tenemos otro sitio para dónde irnos, además la mayoría de personas que estamos acá somos madres cabeza de hogar”, sostuvo Martínez.

Zona de preservación ambiental:

Francisco Escobar, Director de la Oficina Provincial Soacha de la CAR, manifestó que en el año 2005 esta entidad estableció, a través de una Resolución, la zona de protección del Humedal Neuta. El funcionario aseguró que el terreno invadido es una zona de preservación ambiental, que adicionalmente tiene la connotación de ser un predio que pertenece al municipio, lo que indica que se trata de un bien de uso y dominio público, que fue invadido por personas que construyeron aproximadamente 13 casas ilegalmente:

“Aparte de las casas había un parqueadero, sobre el cual la CAR había dado una orden para que se restituyera la zona de protección del humedal, sacando este parqueadero de aquí. Lo que se está haciendo hoy es restituir toda la zona ambientalmente protegida, con el acompañamiento de la Alcaldía Municipal y nuestra presencia, para verificar que todo se haga acorde al plan de manejo que tiene implementado el humedal. Vale la pena decir que para el Humedal Neuta, la Alcaldía Municipal tiene un proyecto para su cerramiento, en el cual ya se apropiaron $1050 millones de pesos, es algo que se debe ejecutar en este año 2014. Por otra parte, junto con algunas compañías privadas, la CAR está desarrollando el ‘Plan Padrino’ del humedal, dentro de lo cual vamos a empezar a ejecutar acciones para la recuperación ambiental de gran parte de la zona afectada, empezando a sembrar muchos árboles de especies nativas”, concluyó Escobar.

La diligencia de desalojo se extendió a lo largo del día hasta aproximadamente las 4:00 pm, todas las viviendas que estaban ubicadas en esta zona fueron completamente retiradas.