Son 49 los municipios de Cundinamarca que dejarán de usar tapabocas en espacios cerrados a partir de hoy domingo primero de mayo.

A partir de este domingo 1 de mayo, habitantes de 49 municipios del departamento dejarán de usar tapabocas o mascarillas en espacios cerrados, cumpliendo con las nuevas directrices del Ministerio de Salud y Protección Social sobre el uso de este elemento de protección personal en medio de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19.

Los municipios que tienen las coberturas de vacunación del 70% de esquemas completos y 40% de dosis de refuerzo de su población son los siguientes:

Agua de Dios, Arbeláez, Beltrán, Bituima, Cachipay, Chaguaní, El Colegio, El Peñón, Fosca, Fúquene, Fusagasugá, Gama, Guataquí, Guatavita, Guayabal de Síquima, Gutiérrez, Jerusalén, Junín, La Palma, La Vega, Machetá, Manta, Nariño, Nilo, Nimaima, Nocaima, Pacho, Paime, Quebradanegra, Quetame, Quipile, San Cayetano, Sasaima, Sesquilé, Supatá, Susa, Sutatausa, Tena, Tibacuy, Tibirita, Topaipí, Útica, Venecia, Vergara, Vianí, Villagómez, Yacopí, Zipacón y Zipaquirá.

En los demás municipios del departamento, como Soacha, sigue siendo obligatorio el uso del tapabocas en todos los espacios cerrados, mientras alcanzan las coberturas de vacunación requeridas para que deje de ser obligatorio su uso.

La decisión del Ministerio contempla, como excepción, la obligatoriedad del uso del tapabocas en todos los municipios, independientemente de sus coberturas de vacunación, en los siguientes espacios: servicios de salud, hogares geriátricos, espacios cerrados escolares y medios de transporte en general.