Para expertos inmobiliarios esto se debe a los altos costos de la finca raíz en la capital.


Según el reciente estudio realizado por Camacol Bogotá y Cundinamarca, Mosquera, Soacha y Madrid, son los municipios preferidos por las familias para comprar vivienda nueva. El informe tuvo en cuenta 12 municipios donde se concentra el 50% de la población del departamento y el 81 % de la actividad edificadora.

En el caso de la capital, localidades como Suba, Engativá y Bosa son las que más demandada tienen al adquirir vivienda, estamos hablado de apartamentos de hasta 162 millones de pesos entre los estratos dos y tres. Cabe desatacar que de los encuestados en municipios de Cundinamarca, el 48,6% considera que es un buen momento para comprar vivienda, en el caso de Bogotá la percepción es del 43%.

Según la gerente de Camacol Bogotá y Cundinamarca, Martha Moreno, esta preferencia se debe a que se han construido proyectos de gran impacto, donde los compradores tienen la posibilidad de contar con zonas comerciales, parques y vías de acceso. Eso sin contar, que hay gran número de apartamentos desde los 50 millones de pesos.

Además advirtió que a septiembre de este año, en municipios como: Mosquera, Soacha, Madrid, Funza, Facatativá, Cota y Sibaté se han vendido más de 14.300 unidades de vivienda nueva, equivalentes al 58,9 % de las ventas totales registradas en Cundinamarca. Mientras que más de 390 mil hogares han optado por obtener vivienda de interés social en Bogotá, lo que quiere decir, que la preferencia está inclinada a estratos dos y la adquisición de apartamentos de hasta 162 millones de pesos, con un área de 50 metros.

Por otra parte la gerente advirtió que proyectos como Ciudad Río y Ciudad Mosquera permitirán equilibrar los costos de la finca raíz en la capital, donde más personas podrán acceder a buenas ofertas inmobiliarias.

Fuente: Caracol.com.co