Casi una decena de jóvenes cundinamarqueses recibieron de la gerente para la Juventud y la Adultez de Cundinamarca, Ángela Moreno, un árbol nativo, (arrayán, mano de oso y aliso) como símbolo de su compromiso por el esfuerzo diario en el cuidado del medio ambiente, que realizan de manera silenciosa y decididamente en sus territorios.

Estos jóvenes entraron a conformar la Red Departamental de Cuidadores Ambientales de Cundinamarca, convirtiéndose así en la línea base que articulará nodos en los municipios.

En este sentido, la CAR Cundinamarca ofreció una charla sobre la Metodología Wet (sigla en inglés que traduce: ‘Educación para el agua’) para sensibilizar sobre el uso eficiente y racional del agua, y el proyecto ‘Dinamizadores Ambientales’, para que desde la infancia aprendan lúdicamente a cuidar el medio ambiente y aplicarlo en sus territorios.

“Llevamos cuatro años de labores en Colombia, cinco en Fusagasugá y con nodos en otros municipios cabecera de provincia. Queremos ser facilitadores entre los jóvenes y las instituciones gubernamentales y no gubernamentales que tienen proyectos y programas encaminados al cuidado del medio ambiente”, aseguró Daniel Sáenz, coordinador de la Red Nacional de Jóvenes de Ambiente.

Durante el encuentro, se entregaron reconocimientos a los casos exitosos de las organizaciones juveniles que se beneficiaron con los programas: Banco de Iniciativas (Grupo musical Ventarrón Carranguero de Cucunubá y Teatro Inza de Silvania, agrupación ‘Fotografía sin límites’ para personas con síndrome de down, discapacidad y VIH). Otro programa premiado fue ‘Plataformas municipales de juventud’, donde la experiencia exitosa fue Sibaté, por mantenerla activa, dinámica, ser creativos y donde los mismos jóvenes reconocen que “pasaron de la quejadera a la acción”.

Finalmente, el programa de ‘Cundinamarca Sueña’ (prevención del consumo de sustancias psicoactivas para jóvenes entre 14 y 28 años) fue reconocido por su labor en Puerto Salgar, donde el programa fue replicado en la alcaldía, los colegios y hasta las veredas, e incluso llegó a otros departamentos como Caldas.

El gobierno cundinamarqués, a través de la Gerencia para la Juventud y Adultez, ha dado vida y consolidado dos redes en beneficio de los jóvenes como la Red Departamental de Comunicación Popular Juvenil y la Red de Jóvenes Rurales, con nodos en los municipios del territorio.