La concesionaría Vía 40 Express continúa con las demoras en la obra de rehabilitación de la capa asfáltica que realiza sobre la Autopista Sur. Si bien ya se observa avances importantes, aún hay trabajos que originan enormes trancones que perjudican la movilidad de los soachunos.


Autopista_Sur-Soacha

Autopista_Sur-Soacha

No hay una explicación por qué tanta demora en los trabajos de la autopista Sur, entre Bosa y Chuzacá, cuando sólo incluyen la recuperación de la capa asfáltica. “Si se tratara de la apertura de más carriles o de una vía nueva uno entiende, pero en este caso lo único que vemos es que raspan con maquinaria la capa superficial y luego le echan pavimento, esto es un atropello en contra nuestra”, dijo Efraín Camargo, conductor de un vehículo de servicio público.

“En Colombia todo es así, llevamos medio año y les ha quedado grande repavimentar un tramo como de 8 kilómetros, con el agravante que los que pagamos los platos rotos somos nosotros”, aseguró un conductor procedente de Sibaté.

Las voces de rechazo a la demora de la Concesión no son solo de los habitantes del municipio de la región. Esta vía recibe diariamente a miles de viajeros, quienes deben soportar enormes trancones en su paso entre Chuzacá y Bosa, tanto de ida como de venida.

“Yo vivo en Armenia, había pasado por acá en octubre pasado y ya estaban en obra; esa vez me tocó un trancón como de una hora, vengo de nuevo en este mes de febrero y veo que no han avanzado mucho, la verdad esto es muy cansón tener que manejar así”, añadió Diego Pérez, un viajero que vino a la capital a visitar su familia.

Lo que no se entiende es por qué la Agencia Nacional de Infraestructura ANI permite que la Concesión Vía 40 Express atropelle de esa manera a las miles de personas que transitan a diario por este tramo de la autopista Sur.

“Es que muchas veces cierran un carril porque sí, encintan un pedazo de la autopista y cuando uno pasa no hay maquinaria ni nadie, en cambio sí generan unos trancones horribles”, finalizó Elcy Guerrero, residente en Bogotá.