En esta época navideña, que debe ser de alegría y de reflexión, observamos como los politiqueros de siempre se aprovechan de la oportunidad e inundan el municipio con regalos baratos que no buscan otra cosa que conseguir votos a futuro, ya es común escuchar a un candidato que dice tener para repartir 20 mil regalos, rifar casas, con el fin de obtener firmas y votos, y otros tratan de competir con más regalos, anchetas, trago, etc. La pregunta que debemos hacernos es de dónde salen los recursos económicos para financiar esos regalos, publicidad, trago, etc


Porque si uno hace cuentas, un regalito no deja de costar menos de $2000 que multiplicados por 20 mil, suman $40.000.000 y la pregunta seria, de dónde salen esos recursos?, quién está detrás de esos dineros? y si un candidato invierte a 10 meses de elecciones esas sumas de dinero, imaginémonos cuánto dinero piensa invertir para llegar a la primera magistratura del municipio?.

Será que si llega a ser alcalde, podrá ser lo suficientemente honesto para no recuperar de nuestro presupuesto lo que en campaña invirtió? o quién invierte estas sumas de dinero sin esperar nada a cambio?.

En un país como el nuestro en donde la corrupción es el mayor de los problemas que tenemos, es importante pensar si vale la pena seguir eligiendo a personas que abusando de lo más bello que es la navidad y con el pretexto de ayudar a un niño, se esconden propósitos poco ultraístas que más bien pretenden hacer ver a los lobos vestidos de ovejas.

Gracias a la corrupción que ha sufrido nuestro municipio en los últimos 25 años, hoy tenemos obras como el polideportivo del campo de los locos en la comuna 2 que en el año de 1990 costó cerca de 2 mil millones y que hoy es un potrero de inseguridad, y ello gracias a nuestro mandatario de aquel entonces Fernando Ramírez Vásquez, o el polideportivo del barrio Prado las Vegas , cuya inversión fue millonaria pero hoy es un monumento a la corrupción y que fue una inversión del hoy suspendido José Ernesto Martínez Tarquino. O Grandes empresas que nos han causado perjuicios como es el caso de Servigenerales y Sociluz, gracias a los doctores DARIO CABRA y JORGE RAMIREZ VASQUEZ.

Y son inumerables las obras inconclusas mal terminadas y en las que unos podría preguntarse, quiénes son sus auditores?, o como las obras viales que hoy adelanta el municipio en donde los terminados dejan mucho que desear.

Es por ello que hoy quiero invitarlos a que en esta Navidad reflexionemos y pensemos si vale la pena seguir vendiendo nuestra conciencia por un regalo de $2.000, o por un tamal o una lechona y después tener que sufrir todas las inclemencias del clima que hoy gracias a la falta de planeación de nuestros anteriores alcaldes, tienen a muchas familias soachunas durmiendo en albergues y con sus viviendas totalmente destruidas, con nuestros humedales y montañas invadidas y con un medio ambiente en peligro.