Una persona falleció en Soacha el domingo en la mañana y hasta las 7:30 a.m. de este lunes no habían hecho el levantamiento de su cuerpo.

Don Germán González venía con quebrantos de salud y a pesar de acudir al médico, no lo atendían. Uno de sus familiares dijo que hace alrededor de 20 días lo llevó a urgencias por un posible infarto, pero en la clínica le dijeron que todo estaba bien, y solo le formularon acetaminofén.

El hombre siguió enfermo, pero en su EPS no lo atendían, hasta que el domingo en la mañana sucedió lo que sus familiares presentían: dentro de un vehículo, en el garaje de una casa en el barrio El Altico, falleció.

Pero la muerte del hombre fue apenas el comienzo de una odisea para la familia. Avisaron a la Policía y la institución dijo que por ser aparentemente una muerte natural, el caso debía asumirlo el CTI, entidad que solicitó el certificado de defunción para poder trasladar el cuerpo.

La familia acudió a la EPS Salud Total, pero allí-según familiares del fallecido-les dijeron que no había sistema y no se podía autorizar el trámite para expedir el certificado de defunción.

Siguieron insistiendo y fueron a una funeraria, donde les manifestaron que debían tener autorización de la EPS para poder recoger el cuerpo.

Lo cierto es que ahora se están ‘lanzando la pelota’ entre la EPS y la Funeraria, mientras el cuerpo de don Germán yace dentro de un vehículo que está en el garaje de una vivienda del barrio el Altico de Soacha.