Cuando se pensaba que todo estaba listo para entregar por fin la Institución Educativa Las Villas, sede Sol Naciente, ni el arquitecto residente de la obra terminó los detalles que faltan, ni el alcalde Juan Carlos Nemocón apareció a la hora de la reunión.


Para los miembros de la Veeduría es una falta de respeto el incumplimiento del alcalde Nemocón, ya que fue una reunión planeada precisamente con la agenda del mandatario para evitar contratiempos.

“Como padres de familia nos mostramos inquietos porque sacamos nuestro tiempo, dejamos de hacer cosas para venir, sabemos que él tiene muchas ocupaciones, pero precisamente para eso es la agenda. No nos cumplió, no llegó, no vino, y eso es lo que están imitando los contratistas e interventores; en la medida que la cabeza no cumpla, pues ahí se han visto los resultados, no cumplen las demás personas”, precisó Pedro Guzmán, integrante de la Veeduría Ciudadana.

Para los padres de familia, a parte del incumplimiento del alcalde, además es una falta de respeto el hecho de que el arquitecto residente no acate las observaciones realizadas, más cuando la obra está prácticamente en el 99% de avance. “Debería tomar apuntes para que no se le olviden las cosas, el sábado pasado estuvimos con los de la veeduría y le hicimos caer en cuenta varios detalles, y con extrañeza vemos que hoy jueves siguen sin corregir, no sabemos qué es lo que le pasa”, agregó Guzmán.

Pero a pesar del incumplimiento del alcalde, la reunión se adelantó con la presencia del secretario de educación Juan Miguel Méndez, padres de familia, miembros de la Veeduría y el rector de la institución, William Manrique.

“La obra está en un 99.9%. Ya los temas que se nos salen de las manos son los Servicios Públicos, que dependen de Codensa y la EAAB; estamos haciendo el trámite correspondiente para poner a funcionar el ascensor, que es importantísimo para los niños discapacitados. Otro tema es el salón comunal, que queda por fuera de nuestro resorte, lo estamos socializando para compensar el salón que existía en el edificio viejo, además de temas de seguridad y mejoramiento social, pero en términos generales la comunidad y nosotros estamos satisfechos”, explicó Juan Miguel Méndez, secretario de educación de Soacha.

El funcionario invitó a la comunidad educativa a cuidar la obra, “me da dolor que ya tenga grafitis afuera, que los estudiantes se comprometan a no dañarla, es cuestión de ponernos de acuerdo, que haya sentido de pertenencia porque se hizo una alta inversión, a pesar de que los recursos se optimizaron al máximo”.

Finalmente, Méndez se refirió a la sede Varón del Sol, y específicamente a la primera etapa, la misma que los padres y veedores argumentan que está abandonada.

“Quiero aclarar que cuando yo regresé a la Secretaría en el año 2011, con la Ministra de Educación fuimos quienes declaramos el incumplimiento al contratista y a la aseguradora, y la póliza se salvó, por lo tanto recuperamos los recursos, que a propósito nos llegaron en noviembre y por ser final de año no se pudo entrar a licitar. Estamos esperando incorporar los recursos a través del concejo, que ya los tenemos en caja, para empezar la licitación y concluir la obra totalmente”.

Entrevistas: Heidy Camacho