Niños feligreses están robando ofrendas en Monserrate

El padre Sergio Pulido además de prepararse para los días santos tiene que corregir a estos niños.

Sergio Pulido, párroco del Santuario de Monserrate no sólo le ha tocado afinar motores para la logística de los días santos, sino corregir a algunos niños para que no se roben las ofrendas. «Con esferos encintados intentan pescar los billetes de las alcancías. Los papás los mandan».

La delincuencia es capaz de subirse el sendero a pie para hacer de las suyas. «Cuando cierro las puertas del templo, me he encontrado hasta con billeteras de diplomáticos».

Pulido ha tenido que lidiar también con estafadores profesionales. Hace pocos días un señor, con la historia de un hijo que había muerto en la cárcel en manos de los guardias, dijo que donaría 150 millones de pesos que había ganado luego del pleito con el Estado.»Me trajo hasta la consignación y ese mismo día me dijo que si le daba un millón de pesos para devolverse a su ciudad. Yo le dije: usted puede ser un alma de caridad, pero qué tal sea un estafador, mejor esperemos. A los tres días me llamaron del banco a decirme que era un cheque sin fondos. Nos quería robar».

Este párroco es de avanzada. Las cosas insólitas no le quitan las ganas de trabajar para que el santuario sea moderno. Incluso, le puso luces led al Señor Caído para que no se deteriore, y cuatro cabinas de sonido para que la misa se escuche en todo el lugar.

Pero lidiar con la falta de cultura ciudadana no ha sido fácil. «Encontramos latas de cerveza y hasta pañales, y eso que hay canecas de sobra». Incluso puso 15 quioscos para que los visitantes que suben el almuerzo lo consuman en un espacio salubre. «¡Es que algunos almorzaban dentro de la iglesia!».

Pese al ajetreo, al padre no le importa tanto el cansancio físico, como el poder dar un mensaje claro en esta Semana Santa: «Este es un lugar privilegiado. La gente que sube a pie lo hace como un acto de fe. El mensaje es hacer la paz, pero con sentido».

Fuente: Carol Malaver El tiempo.com

cargando...