!PROTESTO! por la nueva tarifa del transporte público en Soacha, que cambió de $700 a $900 pesos. Cómo es posible que durante un recorrido usted pague 400 pesos más al día, suma que a la semana equivale a $2.800 y al mes a $11.200. ¡No podemos quedarnos callados! Es una cantidad de dinero enorme por pasajero y más para quienes deben pagar el transporte de sus hijos para ir al colegio.


Si el pasaje costaba $700 pesos y el incremento al salario mínimo fue de 5,8%, lo más lógico era subirle al transporte 40,6 pesos o máximo 50 pesos por pasaje, es decir, $750 pesos entre semana y los festivos a $800 pesos.

Soy consciente que mensualmente le suben a la gasolina, pero nosotros los usuarios no podemos pagar por la negligencia de nuestros gobernantes locales que no planificaron adecuadamente un incremento gradual del pasaje. El valor actual de $900 pesos equivale a un incremento de 4 años, pero sí no suben la tarifa desde el año 2005, nos costaría a los soachunos un incremento de $350 pesos. Definitivamente no podemos pagar por la mala planeación de los gobernantes anteriores.

La nueva alza es una cifra bastante enorme, por ejemplo: al multiplicar la cifra de 200 pesos por 20 pasajeros, es equivalente a 4.000 pesos por un sólo trayecto y que tengan la posibilidad de hacer 6 en el día, serán 24.000 pesos. Me pregunto, ¿cuánto dinero gana la empresa a la semana y cuánto le queda al conductor?

Cuestiono: ¿Sí en Bogotá el transporte sube $50 pesos, por qué en Soacha $200 pesos? Al colocar un caso real de una persona que viva en Julio Rincón, debe transportarse hasta la autopista pagando $900 pesos y luego coger otro colectivo por la ruta de Palermo cancelando $1.450 pesos, lo cual equivale a $2.350 pesos. ¿Cómo podemos pagarlos? Sin unos 5.000 pesos un ciudadano no puede salir de casa.

Al subirme al carrito, como lo llamo de cariño, recuerdo los viejos autos que me recogían para ir al colegio hace 10 años, con el privilegio de irme sentada todo el camino. Ahora debo subirme en un colectivo que dice Olivos, totalmente repleto como sí fuese un Transmilenio, quedarme de pie al lado de la puerta, como lo hice apenas llegué de viaje y pagando $900 pesos.

Por último, invito a nuestro nuevo alcalde, al cual aprecio mucho desde que era concejal, a que revise la nueva tarifa, a que busque otras salidas económicas para los transportadores y en especial reflexione sobre la capacidad económica que tiene un soachuno que gana un salario mínimo o menos, que vive en Ducales, Villa Mercedes, Danubio, La María, Ciudadela Sucre, Divino Niño, Altos de la Florida y otros barrios donde existe la pobreza extrema.