Los denominados contenedores soterrados llegan a Bogotá para cambiarle la imagen a la ciudad y evitar que las calles se inunden de basura. Los ciudadanos sólo verán una caneca común y corriente para depositar desechos, pero realmente lo que hay debajo es un gran contenedor que cuando se llene, se recoge de forma hidráulica.


contenedor.1.jpg

La Alcaldía de Bogotá instalará 100 contenedores soterrados en diferentes puntos de la ciudad, además de los 10.746 para residuos y material reciclado que ya se encuentran funcionando en 15 localidades.

“Con esto, pretendemos que la zona esté más limpia, que no haya basura en el piso, que la gente tenga un sector amigable y aseado”, señaló la directora de la UAESP, Beatriz Elena Cárdenas.

Los contenedores estarán ‘enterrados’, lo que realmente verán los ciudadanos es una caneca común en la que podrán depositar los residuos, que irán directamente al contenedor.

El proceso de recolección será de forma hidráulica, es decir, al momento del operador recoger la basura el vehículo moverá la caneca y automáticamente saldrá el contenedor y de igual forma lo levantará para vaciarlo.

La directora aseguró que esta modernización iniciará en la Zona Rosa y la replicarán en otros puntos de la ciudad.

Así mismo explicó que: “Vamos a superar los más de 10 mil contenedores que hemos instalado en la ciudad de acuerdo a las necesidades de los ciudadanos”.

Cárdenas también destacó que la UAESP adelanta diferentes campañas para enseñarles a los bogotanos a separar los residuos desde la fuente, con el fin de promover el hábito de reciclar.