Como lo dijo el alcalde Juan Carlos Saldarriaga en su discurso de posesión, él y su gabinete en pleno cumplieron la primera jornada de atención en la calle. En esta ocasión fue en el Pasaje Comercial La Reconciliación de San Mateo.

Todo el domingo fue dedicado a la comunidad para escuchar de primera mano a líderes, microempresarios, jóvenes, mujeres  y habitantes de a pie que quisieron hablarle al alcalde Juan Carlos Saldarriaga, a sus secretarios y  directores de despacho.

El escenario escogido fue el Pasaje Comercial La Reconciliación de San Mateo, el mismo sitio que la administración saliente escogió para reubicar a algunos  vendedores informales. La apuesta del nuevo  gobierno es  motivar a la comunidad para que asista a este sitio, compre sus productos y contribuya al incremento de  las ventas.

“Yo me comprometí en campaña a reactivar este pasaje comercial para traer más  vendedores informales, pero con la garantía de que asista gente para que les compre. Los invito a que nos acompañen en este pasaje comercial con el fin de reactivar el comercio y poder empezar a recuperar la vía pública,  trasladando vendedores a este gran sector”, dijo el alcalde Saldarriaga.

El domingo fueron más de 1000 soachunos los que acudieron a  la primera jornada de atención «De cara a la comunidad», que se prolongó por 14 horas de trabajo continuo.

“Seguiremos realizando estas jornadas aquí, en este Pasaje Comercial La Reconciliación de San Mateo donde reactivaremos la economía del  lugar que albergará a los vendedores ambulantes del parque principal, la calle 13, Ciudad Verde, puentes peatonales y las más importantes calles de Soacha”, agregó el mandatario.

Reacciones:

 “Excelente trabajo señor alcalde. La organización y las oportunidades de empleo contribuirán al desarrollo sostenible de cada una de estas personas, que trabajan honestamente y luchan día a día por sus familias”, escribió Nohora Sua.

“Una aclaración, la Ley 1988 de 2019 y la Sentencia de la Corte Constitucional C-211 de 2017, habla o califica de vendedores informales y no ambulantes”, acotó José Ernesto Morales Morales.

“La medida me parece buena, sin embargo creo que aquí no cabemos todos, entonces le decimos al señor alcalde que no vaya a atropellar a los vendedores, queremos hacer las cosas bien, pero que nos ayuden”, finalizó Erminso López, vendedor informal de la zona de Unisur.