Un reconocido perito español quien realizó la exhumación de Víctor Jara y Salvador Allende, así como de las víctimas del franquismo en España, dio una nueva pista para demostrar cómo fue asesinado uno de los jóvenes de Soacha desaparecido en el 2008.


Es importante recordar que en el 2008 se conoció el caso de los mal denominados ‘falsos positivos de Soacha’, por esta situación se han detenido a 49 militares de los cuales sólo han condenado a seis. Según las investigaciones, existía una red criminal que se llevó para Ocaña a una docena de muchachos provenientes de Soacha y después aparecieron como muertos en combate.

Uno de estos casos fue el de Julián Oviedo Monroy, a quien el Ejército reportó que había sido abatido en un supuesto combate con los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional – Eln, el 3 de marzo del 2008. Desde que inició el proceso judicial, la defensa de las víctimas ha presentado una serie de pruebas con las que argumentan que fueron abatidos extrajudicialmente por miembros activos del Ejército.

Sin embargo, han pasado siete años y no se han condenado a los responsables. No obstante, este lunes en medio del juicio que se adelanta contra varios militares por el caso de Soacha, la defensa de Julián Oviedo Monroy presentó una prueba que cambiaría por completo el panorama.

Se trata del testimonio de Francisco Etxeberria Gabilondo, de nacionalidad española, quien realizó un informe pericial médico forense en el que a diferencia de las dos necropsias anteriores, dice que a la víctima se le realizó un disparo casi a quemarropa, lo que desvirtúa la hipótesis de los militares que afirma que fue dado de baja en combate.

La credibilidad de este perito es bastante porque fue quien realizó la exhumación de Víctor Jara y Salvador allende, así como de las víctimas del franquismo en España. Además, es Médico Forense de la Audiencia Provincial de San Sebastián entre 1983 y 1992. Desde esta última fecha, interviene puntualmente en temas periciales relacionados con aspectos de antropología y patología forense a nivel nacional e internacional. También, Profesor de Medicina Legal y Forense de la Universidad del País Vasco desde el año 1983 (dedicación exclusiva). Facultad de Medicina y de Derecho.

Sólo por el caso de Oviedo hay 19 personas acusadas y ninguna condenada, entre ellas el coronel Álvaro Diego Tamayo Hoyos y quien en el momento de los hechos era el comandante batallón Santander.

Fuente: wradio