Una plaza de La Paz vestida de blanco, con por lo menos 10.000 asistentes de los 116 municipios cundinamarqueses, fue el marco para que el Presidente de la República, Juan Manuel Santos y el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, les tomaran juramento a los dignatarios comunales del departamento, en un acto protocolario de posesión que visibilizó el compromiso del departamento con la paz nacional.


presidente-santos.jpg

En su intervención, Rey anunció que el departamento tendrá política pública comunal, uno de los temas fundamentales de su plan de desarrollo ‘Unidos podemos más’, que le apuesta a la paz como uno de los elementos prioritarios de su gobierno.

“La paz es eso, lo que hacen ustedes: transformar las realidades; las tristezas en felicidad, el lamento en esperanza, a eso se han dedicado ustedes, eso son los comunales, eso es lo que queremos que nuestra gente sepa, que en Cundinamarca hay un gran capital social y comunales que han venido contribuyendo a la paz”, dijo Rey.

Asimismo, el Gobernador les dijo los nuevos representantes de las JAC, que el movimiento comunal departamental, el cual se ha posicionado en el primer lugar en el país: “En las pasadas elecciones del mes de abril, participaron 340.000 personas para elegir 4.187 Juntas de Acción Comunal de las que más del 40 % de sus integrantes son mujeres y 15 % jóvenes, cifra que se ha venido incrementando en los últimos años”, manifestó Rey.

Asimismo, anunció una inversión de 25.000 millones de pesos durante el cuatrienio, para adelantar obras de la mano de las JAC y para procesos de capacitación que permitan enfrentar los retos de la paz y generar cultura del perdón.

“Ustedes seguirán siendo impulsores del desarrollo local que han hecho tan de especial manera. Tendrán la oportunidad de más formación, más capacitación, en temas determinantes como potenciar las habilidades, destrezas y actitudes para enfrentar esta época de la paz. Desde hoy nos comprometemos en que en cada rincón de nuestra geografía se sepa qué significa la paz y en qué estamos comprometidos”, señaló el mandatario.

Las banderas de la paz

Uno de los momentos más emotivos del acto se dio cuando un menor cundinamarqués le entregó al gobernador Rey las banderas de la paz y la comunal, para que él, a su vez, se las entregara al presidente Santos, en un claro compromiso de su administración y de los comunales por consolidar al departamento como piloto en la etapa del posconflicto que se avecina.