José Daniel Falla Robles, obispo de Soacha, fue encontrado inconsciente en su lugar de vivienda, el pasado domingo 13 de octubre. El religioso fue llevado a un centro médico y ya fue dado de alta. Al parecer, la noche anterior, el obispo habría ingresado al lugar en compañía de un joven, quien sería el responsable del robo y las agresiones físicas al religioso.

Segùn testigos, Falla y su acompañante ingresaron a la casa cural en horas de la noche del sábado 12 de octubre. Supuestamente, el joven habría vertido una sustancia en una bebida del obispo dejándolo inconsciente. Al parecer, el responsable hurtó del recinto costosas joyas, dinero en efectivo y un celular. 

En la tarde del domingo 13 de octubre, Falla fue hallado en la casa cural por su conductor. Enseguida, el obispo fue llevado a la clínica Palermo donde ya fue dado de alta. Por ahora, según la Diócesis de Soacha, el religioso está estable «aunque no recuperado en sus plenas condiciones físicas ni anímicas».

Por su parte, en un comunicado a la opinión pública, la Diócesis de Soacha defendió el buen nombre del religioso y aclaró que el asaltante del obispo José Daniel Falla «fue la última de tres citas pastorales que monseñor atendió ese día, tal como ocasionalmente lo hace en el desarrollo de su labor religiosa. El atacante huyó hacia las diez de la noche del 12 de octubre, dejando inconsciente a Falla, con graves heridas en el cráneo».