Hace tres días se dijo que el conductor del taxi estrellado en Engativá iba borracho, pero hoy se supo que se trató de una banda de ladrones que, en su afán de escapar, chocaron contra una vivienda.

El hecho se presentó el pasado lunes primero de noviembre en el barrio Laurel de la localidad de Engativá, en Bogotá, cuando el taxi Kia de placa WPO 563 se estrelló contra el primer piso de una vivienda esquinera.  Ese día se reportó el hecho como un accidente ocasionado por un conductor en estado de embriaguez; en el video se observa que sus ocupantes salieron corriendo y abandonaron el vehículo.

Sin embargo, las autoridades se pusieron a investigar y hoy revelaron que los ocupantes del taxi pertenecen a una banda de ladrones que roba en el sector de Engativá, y que minutos antes habían hurtado una bicicleta.

El taxi abandonado fue trasladado a los patios de tránsito, mientras que la propietaria asegura que lo conducía una persona de confianza. Ahora se busca a los culpables para que respondan por los daños causados a la vivienda.

Foto: captura de video