El vocero del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Ginebra, Suiza, Rupert Colville, dijo este viernes estar preocupado por la crisis humanitaria generada tras el cierre de la frontera binacional.


“Expreso mi preocupación por la tensión que se presenta en la frontera entre Colombia y Venezuela, y las informaciones que se han recibido sobre violaciones de derechos humanos ocurridas en el proceso de deportación de colombianos.

“Hacemos un llamado a las autoridades de ambos países para asegurar que la situación se resuelva a través de la discusión y el diálogo sereno firmemente arraigada en sus obligaciones en virtud del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional de los refugiados”, señaló el vocero.

Colville instó al Gobierno de Caracas para que garantice los Derechos Humanos de todos los afectados y agregó que el roganismo multinacional

Instamos a las autoridades venezolanas a garantizar que los derechos humanos de todas las personas afectadas sean plenamente respetados , en particular en el contexto de las deportaciones. Vamos a seguir de cerca la situación y estamos dispuestos a participar y a asesorar a las autoridades venezolanas y colombianas”.

Fuente: elcolombiano.com