Se visibilizó el compromiso de tres organizaciones que trabajan desde huertas urbanas, biblioteca, talleres y actividades solidarias, todo enfocado a la transformación social.  

Las organizaciones Atupkua (organización de Educación Popular), Asamblea Popular de Soacha y de Barrio para el Barrio se dieron cita el pasado sábado en el barrio Julio Rincón, Altos de Cazucá, con el fin de realizar distintas actividades y hacer una salida territorial con otras organizaciones del sector, como preámbulo a la conmemoración del Día Internacional de las mujeres trabajadoras.   

Katherine Chacón, una de las principales gestoras de esta actividad y líder de Atupkua, le conto a Periodismo Público que una de las actividades que desarrollaron fue un taller enfocado a mostrar que la maternidad también es un trabajo.

Esta organización se dedica a trabajar con niños y niñas en el fútbol popular, y por medio de este deporte desarrollan las transformaciones sociales, una iniciativa que surgió por parte de estudiantes de la Universidad Pedagógica, los cuales se empezaron a involucrar en un proceso de mujeres, quienes tenían taller de huerta urbana y talleres de proyectos sociales enfocados a la terapia narrativa.

En representación de la Asamblea Popular de Mujeres de Xuacha, se encontraba Iris Medellín, quien manifestó que el objetivo principal de esta actividad era hacer una articulación con las organizaciones de mujeres que trabajan en el municipio, haciendo un acercamiento desde la Asamblea a los barrios, teniendo en cuenta que Soacha es un territorio grande y diverso. 

Uno de los fines principales era socializar con los niños acerca de la historia y la importancia de la conmemoración del día de las mujeres trabajadoras del 08 marzo. Además de compartir con las líderes sus historias de lucha y resistencia, y visibilizar el trabajo que han llevado a cabo desde diferentes organizaciones. 

Finalmente, Sharon Marroquín, representante de Barrio para el Barrio, comentó que esta organización surgió hace un año, y que fue la unión de vecinos en respuesta a la emergencia alimentaria causada por la pandemia del Covid-19 la que impulsó el trabajo; de esa manera lograron reunir mercados para las familias más necesitadas.  

Es así, que se empezaron a organizar y fomentar la creación de 5 huertas comunitarias, las cuales han delegado a la comunidad para que se empoderen y sean ellos quien las trabajen. También cuentan con un proyecto de biblioteca popular, el cual lleva 2 meses, y en donde se dan refuerzos escolares diarios de materias básicas, como matemáticas, español, ciencias naturales y sociales.

La biblioteca ha sido un espacio de encuentro con otros colectivos, donde se llevan a cabo charlas feministas populares y se hace reconocimiento de logros, desafíos, y los diferentes caminos disponibles para que exista ayuda y cooperación.

“Creemos y estamos convencidas que el trabajo en red y en el territorio es la mejor opción para lograr de Soacha un municipio de paz”, manifiesta Sharon al respecto.

Es importante destacar que algunos de los procesos que se están llevando a cabo son salones comunales, proyectos del parque de Terranova y la ya mencionada Biblioteca Popular. Todas estas iniciativas lideradas especialmente por mujeres, algunas madres cabezas de hogar que buscan liderar diferentes proyectos sociales en el sector.