Un simulacro para mostrar la forma como en adelante deben realizarse los eventos sociales fue el que se llevó a cabo el pasado viernes en Soacha. El ejercicio busca la aprobación por parte de las autoridades de salud para que este sector se reactive lo más pronto.

En “Marfil eventos” se realizó el ejercicio, pero participaron diferentes empresas de banquetes y  organizadores de eventos  que buscan reactivar su labor y salir de la crisis luego de seis meses de cierre.

Sandra Toro, vicepresidenta  de ACOE (Asociación Colombiana de Organizadores de Eventos) lideró el proceso  e hizo el acompañamiento respectivo para que el simulacro saliera tal y como se planeó.  “El objetivo es que los  protocolos sean implementados de la manera correspondiente y  nuestros agremiados o empresarios puedan reactivar sus empresas”, dijo.

Los protocolos en el simulacro fueron rigurosos: desinfección previa de pisos, paredes, puertas y barandas. En la entrada del primer piso, toma de temperatura y de datos, tapetes de desinfección y gel antibacterial; en el piso tres el invitado recibió un frasco de gel  y dos bolsas para dejar el tapabocas mientras comía. En las mesas sólo se permitió la mitad de las personas, se guardó el distanciamiento y cada una estuvo sentada frente a su nombre porque no se puede cambiar de silla. 

La organización del simulacro fue un esfuerzo económico grande de los organizadores de eventos en Soacha en medio de la crisis y luego de 6 meses sin percibir ingresos, todo con la esperanza de que la Secretaría de Salud de Soacha apruebe los protocolos para reactivar este sector.

Estamos necesitando la reapertura de nuestros negocios,  reactivar el trabajo para nuestros  empleados,  puesto que han sido 6 meses sin hacer nada, por eso hemos implementado  todos los protocolos necesarios para que nosotros los empresarios de eventos podamos retomar las actividades”, dijo Diana Martínez,  líder y representante de ACOE en Soacha.

Diana aseguró  que el compromiso de todo el gremio es cumplir estrictamente con los protocolos de bioseguridad exigidos, pero pidió a la alcaldía que los deje trabajar porque muchos están al borde de la quiebra.

Así fue el simulacro de unos 15 años, el cual cumplió con todas las medidas de bioseguridad exigidas

“Ha  sido muy complicado y un esfuerzo grandísimo para el mantenimiento de todas nuestras instalaciones, tenemos que pagar arriendos, personal, incluso muchas personas de nuestro gremio han tenido que cerrar sus negocios, no han podido seguir, pero esperamos que podamos empezar de nuevo. La idea es  poder trabajar, es lo que pedimos,  que el municipio nos apoye  para que este gremio pueda seguir trabajando porque ya no damos más”, sostuvo Diana.  

La situación para estos empresarios de eventos ha sido tan difícil que incluso se han presentado hasta suicidios, “y  con todo esto los entes gubernamentales nos han dejado a la intemperie y por eso es que la asociación nació a partir de esta coyuntura que tenemos, pero de ahora en adelante  nuestros agremiados pueden estar seguros que hay alguien que los va a respaldar y hacer valer sus derechos”, finalizó la vicepresidenta de ACOE, Sandra Toro.

Se espera que a partir del simulacro se reactive el servicio de eventos en Soacha y de nuevo las familias disfruten de reuniones, fiestas, actividades y encuentros, con el compromiso de cumplir con los protocolos de bioseguridad exigidos.

Por Patricia Conde