Esta vez la denuncia es contra los policías del CAI de Hogares Soacha por golpear y maltratar a cuatro personas, una de ellas con heridas de gravedad.

Cuenta una de las personas que vivió la amarga experiencia que el viernes en la noche hubo un problema en el conjunto Triunfo 2  y que ella, otra mujer y cuatro hombres salieron a “fisgonear” para ver qué era lo que pasaba.

“Los del problema salieron corriendo y no los alcanzaron acoger, pero la Policía llegó en las patrullas a donde estábamos y nos cogieron a todos. Nos hicieron arrodillar y nos preguntaron por qué estábamos en la calle si era Toque de Queda;  uno de los muchachos dijo que no se arrodillaba porque no había hecho  nada malo, entonces los policías tenían unos barrotes como de metal en la mano y le pegaron y lo botaron al piso, entonces los otros les dijeron que no fueran abusivos… Los policías comenzaron a pegarle a todos, incluyendo a la señora que iba conmigo”, narro la denunciante.

Dice la mujer que ellos viven en La Esperanza 3, que hasta ahí llegaron las 3  patrullas, que no había Toque de Queda y que después de pegarles fueron conducidos  al CAI  de Hogares Soacha, donde había varios uniformados.

“En el CAI nos soltaron a las dos mujeres, pero  a los 4 hombres (3 muchachos y un señor) los metieron como en una pieza y comenzaron a pegarles. Les tiraban como con un bate, al señor fue al que más le pegaron”, añadió.

… “Como a nosotras nos soltaron, en el mismo CAI nos dijeron que a los cuatro se los llevaban para  la UPJ (hoy CTP-Centro de Traslado por Protección), pero nos fuimos para allá y nos manifestaron  que estaban en el hospital limpiándolos y atendiéndolos porque tenían mucha sangre.   Es que los policías les pegaron, los volvieron m… y después los llevaron al hospital”, puntualizó.

Dice la joven que se dirigieron al comando de Policía de Terreros a preguntar por la suerte de los cuatro hombres porque en el CTP no fueron claros; allí  las atendió  un oficial. “Él sí nos colaboró, dijo que el procedimiento estaba mal, verificó y los tres sí estaban en UPJ, pero  el señor estaba aún  en el hospital”.

De los cuatro hombres, el señor fue el que llevó la peor parte. Salió golpeado, maltratado, herido y con varias contusiones.

Finalmente, las familias pidieron justicia y un castigo severo para los uniformados.  “La policía está actuando indebidamente y para ellos también debe haber ley. No es posible que un señor esté en el hospital  por el  abuso de ellos… Queremos que  escuchen a nuestros hijos por la injusticia que se está cometiendo en Hogares Soacha, que la problemática que se vive con los muchachos sea visibilizada y que la voz de nuestros hijos sea escuchada”, concluyó la madre de uno de los jóvenes agredidos.