A partir de este jueves 3 de febrero los parques metropolitanos de Bogotá volvieron a abrir sus puertas para todos los ciudadanos. El anuncio fue hecho por la alcaldesa Claudia López este martes, tras evidenciarse una reducción considerable en la velocidad de contagios por COVID-19 en la ciudad y tasa de ocupación de las UCI; lo que permitirá flexibilizar medidas que fueron fundamentales para garantizar que las personas pudieran circular con más seguridad en la ciudad.

«Todo este año Bogotá seguirá dependiendo de las medidas de autocuidado», explicó la alcaldesa Claudia López, quien aclaró que por la lentitud en la vacunación no será posible alcanzar la inmunidad de rebaño en el corto plazo; por lo que se hace necesario que quienes asistan a estos espacios recreativos deberán mantener las medidas de bioseguridad y autocuidado como el uso de tapabocas y la implementación del distanciamiento social.

En este momento la ciudad se mantiene en alerta naranja porque no se han reducido suficientemente las cifras y persisten amenazas como las nuevas cepas que podrían desencadenar una tercera ola de contagios.


Equipos del IDRD estarán realizando controles de aforo y vigilancia de cumplimiento de las medidas de bioseguridad entre los asistentes a los parques. En estos espacios no aplicará la medida de pico y cédula.