300.000 tapabocas fueron incautados en Bogotá en medio de un registro de control de mercancía. Estos elementos se encontraban al interior de un furgón y no contaba con las respectivas normas sanitarias, ni con un documento que soportara su legal introducción al territorio nacional.

La mercancía, que iba a ser distribuida a municipios ubicados en el norte del departamento de Cundinamarca, está avaluada en $450 millones, fue aprehendida por las autoridades, que procedieron a realizar la respectiva medida cautelar.

Por esta razón, las autoridades recomiendan a la ciudadanía adquirir estos elementos de bioseguridad en lugares legalmente constituidos para evitar problemas de salud pública.

De igual manera, hicieron un llamado a los colombianos a denunciar establecimientos, bodegas o cualquier lugar donde se comercialicen o distribuyan artículos de contrabando. Con este fin, se dispuso la línea 3213942169 y el correo electrónico polfa.anticontraban@policia.gov.co.