Enel-Codensa lidera un proyecto de parques sostenibles en barrios de Soacha a raiz de la demolición de predios que pasaban por la línea de transmisión donde no pueden habitar personas. En socialización con la comunidad, se estableció que en mayo de este año está destinada la entrega de las áreas recreativas y deportivas en el barrio El Altico y San Bernardino de Soacha.

Los lotes ya fueron adquiridos por Codensa y se espera que este año sean entregados, pues el trámite  inició en el 2018 y la alcaldía en su momento pidió que las zonas no quedaran baldías porque después se convierten en focos de  inseguridad. «El objetivo del proyecto es crear dos parques sostenibles en los  barrios El Altico y San Bernardino, y se construirán en unas zonas donde los predios fueron demolidos porque sobre ellos pasaba una línea de transmisión y ahí  no pueden habitar personas», explicó Michael Marín, funcionario de Codensa.

 El entorno recreodeportivo, específicamente en el barrio El Altico, se divide  en 3 lotes que la comunidad nombró: el  primero se llamará Los Fundadores, el segundo  Nueva Esperanza y el tercero La Primavera; los mismos se implementaran de la siguiente manera:

1. Actividad física para adultos: Máquinas Biosaludables.

2. Recreación para niños con módulos infantiles.

3. Arte y cultura. Figuras coloridas. Que en su momento tuvo la participación de la comunidad y colegios para escoger modelos y figuras representativas.

4. Fachadas verdes: imitación de los jardines verticales, de forma artificial.

 5. Espacio seguro: cerramiento reforzado al área de cada parque.

Los mencionados materiales son los que especifica Codensa y hace la aclaración que en El Altico no se implementarán canchas de futbol ni baloncesto.  

 El esquema de los parques sostenibles se han socializado con la alcaldía municipal, el IMRDS y la comunidad, a quienes se les ha especificado que los parques cuentan con los mejores instrumentos para garantizar su durabilidad. Por su parte la empresa de energía ha encargado a las Juntas de Acción Comunal ser quienes tengan las llaves de las zonas para evitar hurtos de las piezas y además especifica horarios de apertura, uso de los instrumentos y arreglos de los mismos, en donde los habitantes son quienes responderán por el cuidado.

 «Lo que hizo Enel-Codensa fue darle un uso comunitario a las áreas que demolieron por cuestión técnica; la comunidad y la JAC estuvieron  pendientes del tema, ya queda para la próxima Junta de Acción Comunal velar por el buen uso de esos lugares, por ejemplo aquí fueron tres lotes los que se demolieron, entre ellos el área comunal, que luego será construido por la empresa de Energía», comentó  Marco Arcilla, presidente de la JAC del Altico.