Por decisión de la Corte Constitucional, el Alcalde electo de Bogotá, Enrique Peñalosa, tendrá seis meses para cambiar el actual modelo de aseo que rige en la capital, esto con el objetivo de «garantizar la libre competencia» dentro de la ciudad.


La Superintendencia de Industria y Comercio informó que la Corte Constitucional extendió por seis meses el plazo fijado para que la Alcaldía Mayor de Bogotá desmonte el actual esquema de recolección de basuras.

Según el organismo, el alto tribunal busca que el modelo que se implante garantice la libre competencia.

El actual esquema de basuras, implementado por la administración del alcalde Gustavo Petro fue sancionado en septiembre de 2014 por infringir las normas de libre competencia económica.

Según señaló la SuperIndustria, “el término de 6 meses que había sido concedido por la Superintendencia para implementar el nuevo esquema de aseo y recolección de basuras en Bogotá, había sido suspendido hasta nueva orden por la Corte Constitucional“.

El organismo señaló que con la decisión de la Corte, la Alcaldía de Bogotá tendrá un plazo máximo de 6 meses contados a partir del 1 de enero de 2016.

“En consecuencia, la orden dada por la Superintendencia de Industria y Comercio como Autoridad Única de Competencia deberá cumplirse a más tardar el 1 de julio de 2016“, aclaró la entidad.

La Superintendencia recordó que la orden de implementar un nuevo esquema de recolección de basuras “es obligatoria para el Distrito Capital y su inobservancia acarrea las sanciones previstas en la ley“.

Por cuenta de este lío judicial, el alcalde Gustavo Petro informó en su momento que le fue embargado su sueldo, por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio.

La implementación de este esquema derivó en una emergencia sanitaria en Bogotá, debido a que por cerca de una semana los operadores no recogieron las basuras de la calles.

Con el apoyo de: RCN Radio