Luego del proceso de apelación que la Alcaldesa Local de Fontibón, Betty María Afanador García, instauró contra la decisión de primera instancia que la Personería de Bogotá había emitido -destitución e inhabilidad para ejercer cargos públicos por 15 años- éste fue revocado por falta de pruebas que demostrarán su responsabilidad.


El proceso disciplinario que adelantó el ente de control fue por un viaje que realizó la mandataria local a Europa presuntamente sufragado por la Fundación Empresarios por Colombia, contratista de la Entidad, hecho que configuraría el delito de cohecho impropio.

Sin embargo, en la segunda instancia, la Alcaldesa argumentó que había sido ella quien pagó todos los costos de dicho viaje, hecho que no se logró desvirtuar, razón por la cual la Personería, respetando la presunción de inocencia, revocó la decisión.

“Hoy se demostró que la persona que ha estado durante los últimos cuatro años al frente de la Alcaldía ejerció su labor con rectitud y honestidad. Me siento feliz porque se hizo justicia y a pesar de la persecución política de la que fui víctima prevaleció la verdad”, señaló la Alcaldesa Afanador.