Después de completar algo más de un año al frente del principal órgano de control del municipio, el Personero Ariel Pinzón realizó el informe de gestión de lo realizado a lo largo de este año, en temas como la vigilancia administrativa, la protección de los derechos fundamentales y la lucha contra la corrupción.


Acompañado de los delegados de las diferentes áreas, Pinzón explicó detalle a detalle cuál fue el trabajo adelantado a lo largo de 2011, donde, según lo definió, la seguridad ha sido una de las principales banderas, identificando las problemáticas de convivencia e intolerancia como los mayores causantes de este flagelo.

Entre otras cosas, el Personero también habló del trabajo realizado por el Centro de Conciliación instaurado desde el año 2010 por esta entidad, la seguridad ciudadana y la formulación de una política pública de seguridad. Adicionalmente, Pinzón resaltó la labor de la Personería en cuanto a la intervención y auditoría realizada a los llamados ‘convenios educativos’ con las instituciones educativas privadas.

Un factor muy importante del trabajo de la Personería durante 2011 fue la inspección y vigilancia durante las pasadas elecciones, donde se logró garantizar la transparencia tanto en los sufragios como en el preconteo y los escrutinios. Sin embargo, quizás el tema de mayor envergadura para la Personería durante el 2011 fue la investigación y el seguimiento a la presencia de reductos o células de grupos armados ilegales y el reclutamiento de menores de edad por parte de estos actores. Pinzón Ariza aseguró que, tal y como en su momento lo había manifestado Fernando Escobar, en las comunas 4 y 6 se ha comprobado la presencia de reductos de la Guerrilla y las Bacrim, al tiempo que se habló de la actividad de estos en algunos sectores de la comuna uno.

Escuche el informe completo del Personero Ariel Pinzón y los delegados Hernando Cortés (Derechos Fundamentales), Fabián Báez (Derechos Económicos, Sociales y Culturales) y Andrea Bello (Personera Auxiliar):