El personero de Soacha Luís Fernando Escobar propuso, como homenaje al Padre Herminio Calero, que la fuerza pública sea dotada de armas no letales con descargas eléctricas, gases paralizantes o granadas de aturdimiento para controlar a posibles agresores.


El Personero manifestó que la propuesta consiste en utilizar otro tipo de artefactos y elementos que permitan cumplir con la tarea que tiene asignada la fuerza pública, pero adicionalmente que no entrañen ese riesgo inminente para la integridad física y la vida de la población civil y de la misma fuerza pública.

El funcionario recordó hechos como los ocurridos en el centro de Bogotá en el que un habitante de la calle despojó de su arma a un policía y terminó con la vida de un transeúnte que se encontraba cerca al lugar de los hechos.

Escobar destacó que como homenaje al Padre Herminio Calero, la propuesta llevará el nombre del sacerdote fallecido el viernes anterior en un reten de la Policía en el municipio de Soacha en hechos que aún son materia de investigación.

La iniciativa busca evitar muertes y accidentes en estadios, retenes, conciertos y actos con presencia masiva de público.