El personero distrital, Ricardo María Cañón Prieto, dijo que es indignante que después de un año de demora en producirse la integración de las tarjetas del SITP, se esté informando que de nuevo se tolerará, por seis meses más, la situación de incumplimiento contractual, en lugar de sancionar a los contratistas.


“No se entiende cómo después de la pasiva aceptación de los incumplimientos y de los reiterados avisos sobre la solución tecnológica de integración de las tarjetas que a la postre resultaron mentirosos. Hoy, se concede un nuevo plazo sin claras justificaciones inhibiéndose de imponer sanciones que estaban contempladas por la Administración desde el mes de marzo”, afirmó el personero.

Además, indicó que extraña que frente a la operación y funcionamiento de servicios públicos por el sector privado, en el caso de Transmilenio esté pasando de «agache» frente a las prórrogas de los contratos de la fase I y hoy tolera que se siga afectando el bolsillo de los ciudadanos que usan el SITP.

En este punto lo que se debe examinar es la gestión o la actividad de supervisión y control de los contratos para el recaudo dentro del Sistema, que ha validado “el aplazamiento del aplazamiento”, afectando los intereses ciudadanos.

Se debe recordar que, desde la expedición de un comunicado de prensa fechado el 16 de abril del año en curso, la Personería ha venido advirtiendo sobre las grave problemática que viene enfrentando en diferentes aspectos el sistema Transmilenio, lo cual representa un grave daño para los usuarios.

Finalmente, la Personería de Bogotá, D.C., anunció la preparación de una acción colectiva en defensa de los intereses de los usuarios del sistema Transmilenio, ante las afectaciones que pueden estar sufriendo por la burla en que se convirtió el proceso de unificación de tarjetas.
“Se está trabajando”: Transmilenio
A su vez, Transmilenio se pronunció respecto a estos señalamientos: “Por medio de la Resolución 125 del 30 de Abril de 2013, Transmilenio S.A. en su carácter de ente gestor del sistema de transporte masivo de la ciudad de Bogotá, adoptó unilateralmente la propuesta de integración del medio de pago que la Empresa Recaudo Bogotá S.A.S, concesionaria del SIRCI, presentó como resultado del proceso conminatorio adelantado por este ente gestor. Dicha resolución estableció plazos precisos de tres meses y medio para la integración en el componente troncal y de un mes más para el zonal del SITP”.

En este sentido, agregó que contra la citada resolución las sociedades recaudadoras Angelcom S .A.; U T Fase II y Recaudo Bogotá S.A.S., interpusieron sendos recursos de reposición, razón por la cual Transmilenio, “observando su deber legal de garantizar el derecho de defensa y el debido proceso administrativo, se encuentra adelantando el trámite legal de tales recursos y practicando las múltiples pruebas solicitadas en los mencionados recursos, tal como le obliga la Ley”.