Ni la comunidad de los barrios Tierra Blanca y San Antonio, ni mucho menos el municipio de Soacha,  han podido erradicar un basurero que se hace al lado de vía Indumil en medio de estos dos sectores. Las plagas abundan y los problemas de salubridad crecen con el correr de los días.

En repetidas ocasiones la comunidad del barrio Tierra Blanca ha denunciado que este espacio ha sido tomado como basurero,  lo que genera malos olores y la llegada de plagas a todo el sector, por eso esperan que el municipio y la empresa de aseo les brinden una solución al respecto.

Inicialmente las personas argumentan que tanto el mal olor como las plagas son una constante, pero en este caso no solo  es suficiente con ratas e insectos, sino que además cuentan con la visita frecuente de buitres ala zona. “El barrio es la entrada al municipio, entonces por qué no luchar para que tenga una cara bonita, en especial en el tema del aseo; el viento se lleva todo lo que dejan por fuera y los elementos que desechan los recicladores, entonces quisiéramos pedir colaboración para que no arrojen basuras  porque las plagas  nos perjudican a todos ”

La comunidad recalca que la denuncia se ha hecho varias veces y que se han buscado alternativas con las mismas personas para que no arrojen basuras al sitio, incluso se puso un cartel estableciendo horarios en los que pasa el camión y así evitar la acumulación de basuras, pero esto parece no importarle  a muchos residentes del sector.

“Así se impongan multas, las personas no tienen cultura en este tema, no se dan cuenta que somos nosotros mismos quienes nos vemos perjudicados; esto no es un basurero, pero la gente no entiende, además vienen en carros particulares y camiones a dejar  basuras, personas que ni siquiera son del barrio, dañando el aspecto del sector y perjudicando sanitariamente a las demás personas”, comentó un residente de Tierra Blanca.

La  preocupación de la comunidad también se centra en los problemas de salud que se  pueden generar, teniendo en cuenta que en estos momentos la salud es la prioridad para  la ciudadanía a raíz de la pandemia, entonces aclaran que el tema de olores y plagas puede tener repercusión en la vida de las personas. “Desafortunadamente estamos muy mal con esto acá, nos afecta mucho,  más que yo tengo problemas de cáncer y asma, y estos olores empeoran todo”, agregó  una residente de la zona.

“Queremos que nos pongan cuidado, este no es un sector marginal ni nada así, necesitamos alguna solución con este basurero; este barrio es la entrada a Soacha y es una vergüenza este botadero. Si no lo enferma a uno la pandemia, lo enferman estos olores tan desagradables, esperamos que se den cuenta que tenemos necesidades  y que las autoridades nos ayuden a solucionar este problema de salubridad”, concluyó una residente de San Antonio.

Por Natalia Soto Parra