Así lo anunció el titular de esta dependencia, Orlando Ramírez, quien explicó que a través de esta entidad se busca establecer el origen de la problemática que afecta a algunas familias de este barrio de la comuna uno, a fin de establecer las medidas a tomar al respecto.


Ramírez indicó que después de la visita que se realizó el pasado 6 de julio por parte algunos de sus funcionarios y el Personero Delegado en Derechos Económicos, Sociales y Culturales, se llegó a la conclusión de que en efecto, hay varias viviendas que tienen grietas, las cuales dan muestra de unos daños estructurales:

“Entrar a definir las causas reales de estos daños, por el funcionamiento de una empresa colindante, no es tan fácil como pareciera a simple vista, menos cuando sólo se tiene una inspección ocular. Por tal razón le estamos solicitando a Ingeominas, que es la entidad que siempre nos ha acompañado en estos procesos, que nos determine la causa exacta de esta problemática, a su vez que pedimos a las familias que nos alleguen todos los documentos de las modificaciones que han realizado en sus casas, pues aunque no es un tema en el que ahora vayamos a echarle la culpa a los habitantes, simplemente tenemos que revisar para ver cómo se hicieron esas modificaciones, pues vemos que sí hay una sobrecarga en muchas de las viviendas de este sector», explicó el secretario.

Cabe mencionar que en el momento en que obtuvo su licencia, la Fundación Compartir sólo tenía autorización para construir casas de dos pisos, y el sistema estructural que estaba en su momento no era de la norma sismoresistente que en este momento estamos manejando. Por lo tanto, definir si realmente la empresa metalúrgica es la culpable, no es posible hasta tanto no se hagan todos los estudios detallados y se tome una determinación respecto al caso”, manifestó el Secretario de Planeación.

Por último, Ramírez anunció que ya se hizo el requerimiento a Ingeominas para que primero se dé un concepto en cuanto al uso del suelo, en aras de saber cómo se están comportando los terrenos y posteriormente la Secretaría de Planeación inicie un estudio más detallado en lo estructural. Según dijo el funcionario, se debe hacer un estudio ‘patológico’ frente a la estructura para saber cómo se encuentra en este momento con el propósito de poder tomar una decisión acertada posteriormente.